20 de mayo de 2015

Crónica de los acontecimientos acaecidos en la U. Nacional el día 20 de mayo de 2015.






Fuertes disturbios se presentaron en la Universidad Nacional de Colombia en la Sede Bogotá. Los enfrentamientos fueron entre el grupo Llamarada Mentes Libertarias y miembros del Escuadrón Movil Antidisturbios ESMAD, en la entrada de la Avenida carrera 30 y la entrada auxiliar hacia el costado sur, junto a la capilla de la Unal. Los enfrentamientos tuvieron lugar entre las 9:30 y las 12m, cuando el grupo encapuchado se retira. El motivo de dicho enfrentamiento es, de acuerdo a panfletos entregados dentro del campus, una protesta contra el PND al que llaman engañoso, tramposo y promotor de la guerra.

Hacia las 9 de la mañana, el grupo hace presencia en la universidad, se presenta una incautación de material explosivo por parte de miembros de la vigilancia en el auditorio León de Greiff, que acarrea a una presunta retención de un guardia, adicionalmente en el conservatorio de música sucede un altercado entre unos miembros de la comunidad universitaria y el grupo clandestino por el acceso al edificio. Dados los altercados y el comienzo de los enfrentamientos, el nivel central de la universidad da la orden de desalojo a las 9:38am. Los disturbios se prolongan por cerca de dos horas, principalmente en la esquina de la calle 32 con carrera 30, donde se presentaron daños a vecinos del sector y, de acuerdo con la personería, el suceso dejó un total de 5 policías con heridas leves. A las 11:30 am el grupo clandestino encendió fuego a la garita de seguridad de la entrada auxiliar, acusando seguimiento y tortura a estudiantes en dicho lugar y profiriendo mediante un rayón en la pared una amenaza contra alias ´Centella’. Tras el acto, hicieron presencia miembros de la división de vigilancia y seguridad interna de la universidad (DVS) y de la empresa de vigilancia privada. Con quienes hubo un altercado, pues miembros del grupo Llamarada, acusaron a unos miembros de la DVS de paramilitares. El grupo de encapuchados se retiró y algunos estudiantes evitaron el ingreso de la policía, quien se retiró del parque de la diagonal 29B.


Los hechos presentados el día de hoy en la universidad (sumados a las amenazas del grupo paramilitar ‘Águilas Negras’ a miembros de la comunidad universitaria, con extraordinaria precisión en la información manejada) ponen nuevamente en la agenda pública la necesaria reflexión sobre la seguridad interna y privada en el claustro universitario y el debate sobre la convivencia en su interior.