10 de julio de 2011

UN ESTADO TOTALITARIO Y MANIPULADOR: BÚSQUEDA DE LA DOMINACIÓN TOTAL DE NUESTRAS MENTES

En un país como el nuestro donde saber la verdad ya poco importa, donde el desinterés por la difícil situación en cuanto a salud, educación y empleo es cada día más amplio, donde la gente cada día se empobrece más y los intereses del país son encaminados a resolver intereses de la pequeña burguesía colombiana en la línea de la globalización neoliberal mundial impulsada por los países con más desarrollo y con intereses aún más belicistas y capitalistas; nos enfrentamos a ser seducidos en esas lógicas por el estado que mediante engaños y cortinas de humo encamina las leyes y acciones a desmejorar la calidad de vida del pueblo afectando directamente nuestros derechos fundamentales.


Insultan a nuestra inteligencia, bombardeándonos de a pocos con problemas preocupantes pero pequeños en relación con las decisiones aún más preocupantes y arbitrarias que se toman todos los días en el congreso, creando así su cuartada perfecta, desviando la atención y dando paso a que puedan hacer y decidir lo que tienen planeado. Lo anterior visto en la aprobación del Plan Nacional de Desarrollo, en el una vez más se atenta contra la soberanía, idiosincrasia e identidad nacional, el cual fue aprobado en el marco de varias coyunturas políticas, sociales y económicas del país.


Logran que como ciudadanos nos conformemos con medidas “dolorosas y necesarias” que poco solucionan los problemas existentes, conociendo muy bien que no pueden hacer grandes cambios al tiempo, ya que no serían aceptados por la población, aplicándolos de a pocos, donde de nuevo somos engañados, con esperanzas vagas acerca de un futuro “promisorio” y un duro choque en el momento de aplicación de estas, cuando ya nada se puede cambiar, donde aplican el viejo discurso en el que explican que “se contó con la participación de todas/os”.


Manipulan nuestras mentes reformando la educación donde unos pocos, las élites y su pequeña burguesía, tengan acceso a esta, logrando así que la gente se sumerja en la ignorancia, en el desinterés, en la falta de información, en el control psicológico que les permite seguir dominándonos, ya que nos hacen creer que “son los únicos capaces de tomar decisiones puesto que solo ellos tienen acceso a la información”. 


Con su discurso carismático ocultan la realidad y logran que aceptemos sus propuestas seducidos por las palabras dulces que utilizan. Nos dominan y saben hacerlo, mediante el conocimiento de las ciencias las cuales enfocan en estudiar los patrones de conducta y así poder tener control sobre nuestro razonamiento critico usando lo emocional sobre lo racional, tienen el control de los medios, de la televisión, de los periodicos, de la internet, que son las fuentes más cercanas para la mayoría de la población de información alguna. Dirigentes como Uribe o Santos convencen falsamente a los colombianos que todo puede ser mejor, con palabras infantiles, insultando de nuevo nuestra inteligencia y raciocinio.


Hacemos un llamado a no entrar en esas lógicas de dominación estatal, a la unión, al conocimiento de la situación del país, a la manifestación y la movilización, a la conciencia, al uso de la academia como nuestra arma más poderosa para la critica y la creación de alternativas, al rechazo de las políticas neoliberales, a la adecuada información, a la lucha por la búsqueda de la libertad, de la educación, de la salud, de la cultura, del trabajo, del extermino de la pobreza en la construcción del país que merecemos.


"Sólo merece la libertad, como la vida; quien diariamente tiene que conquistarla." Goethe