24 de enero de 2016

Nos robaron tanto, que se llevaron nuestro miedo!!


Nos robaron tanto, que se llevaron nuestro miedo!!



El 12 de octubre de 1492 con el “descubrimiento de América” inicia una inagotable sobre explotación de recursos naturales que hasta la actualidad se mantiene en nuestro continente, de América a Europa era el flujo, los principales yacimientos mineros (Potosí, Zacatecas, Guanajuato y Ouro preto) fueron agotados, los suelos fértiles arrasados por monocultivos de trigo, caña, algodón y cacao, que sustentaron la industria alimenticia europea, nuestros indígenas esclavizados y torturados.

Con el pasar de los años y la consolidación de naciones desarrolladas y subdesarrolladas, el flujo de recursos ha variado y cada vez más se inclina desde el sur del hemisferio al norte, en donde las grandes compañías extranjeras han encontrado en Latinoamérica y Colombia un gran pozo de los deseos en donde simplemente es convencer a algunas personas y se pueden llevar lo que deseen. Nos siguen dando espejos a cambio de Oro!!, la gota que derramo el vaso fue la venta de ISAGEN, empresa en donde la mayor parte de las acciones estaban en mano del estado colombiano, y que fue vendida al fondo canadiense Brookfield, más allá de la infraestructura, de las maquinarias, esta vez el gobierno nacional en cabeza de Juan Manuel Santos, vendió la soberanía energética y lo más importante el agua de nuestra nación, ISAGEN posee 6 plantas hidroeléctricas ubicadas en los departamentos de Antioquia, Tolima, Santander y Caldas y con ella los embalses que almacenan este preciado líquido, nos dieron papel por Agua!!

El alza del IVA, el paupérrimo aumento al salario mínimo, el anuncio de venta de empresas públicas como ETB (que en buena parte sustenta los proyectos de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas), la venta de ISAGEN, el encarecimiento de la canasta familiar, el aumento de los precios del transporte público, la falta de voluntad de las autoridades y el gobierno nacional para crear accione que mitiguen los efectos del cambio climático en nuestros campo y ciudades son solo unas de las pésimas noticias con las cuales recibimos el 2016, y que se encapsulan en el inconformismos de todas y todos los colombianos, que cada vez se sienten más estafados y robados por un estado que sirve a los intereses de unos pocos.

Como no sentirnos robados? Si desde la fundación de Colombia se han llevado lo más valioso que tenemos, se han llevado, nuestros minerales, nuestro petróleo, nuestra fauna y flora, nuestras artesanías, nuestra agua, nuestros hijos, desde que nacimos nos han robado tanto, que se llevaron nuestro miedo, y solo nos han dejado la fuerza para resistir, para construir y resurgir!