5 de marzo de 2016

VIVA LA LUCHA Y LA LIBERACIÓN DE LA PATRIA NUESTRA*



“VIVA LA LUCHA Y LA LIBERACIÓN DE LA PATRIA NUESTRA”**

Lucas Rodriguez, portada Revista Caravana
En Colombia los adjetivos y sobrenombres han sido el instrumento central de la prensa para marcar socialmente situaciones, lugares, personas, etc. Poca o nula participación tiene allí el análisis profundo y la opción por presentar varias aristas de una misma situación, Camilo Torres Restrepo es una muestra más de tan lamentable realidad, su encasillamiento como “cura guerrillero” ha oficiado como epitafio buscando impedir que hombres y mujeres, niños y viejas se acerquen a la experiencia profundamente humana de un hombre que hizo de su vida símbolo de esperanza para generaciones.
El sacerdote, el político, el sociólogo, el académico, el Camilo humano han buscado que quede bajo la lápida del “cura guerrillero”, han tratado con la fuerza de la industria mediática y editorial hacer de estas dos palabras términos peyorativos en la experiencia de un hombre que sin abandonar su vocación sacerdotal optó por la lucha armada como camino para lograr un cambio profundo en la sociedad colombiana.
A 50 años de su muerte apostamos por una mirada distinta de la vida del sacerdote quizá más influyente de la política nacional del siglo XX. Intentando abarcar sentires y pensamientos generados por su decisión irrevocable de buscar una Colombia más digna para las mayorías, recurrimos al arte que durante décadas ha encontrado en Camilo una fuente de inspiración o un símbolo digno de ser pintado, recitado, dibujado, fotografiado, esculpido, narrado o cantado. En las expresiones artísticas sin duda no podemos abarcar por completo una historia tan rica como la del hombre muerto en las montañas santandereanas en la década del 60, pero estamos convencidos (as) que es una arista imprescindible en el ejercicio necesario para nuestro país de comprender la dimensión de un hombre que hoy sigue inspirando a millones de hombres y mujeres en toda América Latina en el camino de su liberación.
Mardoquea,contraportada Revista Caravana
Allí esperamos tener la fortuna de reflejar al Camilo humano, al sacerdote que profesó el amor eficaz como premisa cristiana, al sociólogo que práctico una ciencia comprometida con las problemáticas sociales, al político que lideró grandes procesos de unidad entre colombianos organizados y colombianos no alienados bajo ninguna bandera partidaria, al guerrillero que con la sinceridad juvenil evitó cargos y comodidades para combatir hombro a hombro con campesinos y obreros en las montañas colombianas por alcanzar una sociedad más justa.
Nuestro modesto aporte sólo pretende ser eco de las miles de voces y sonrisas que en los lugares más sufridos del territorio colombiano encuentran en Camilo la figura que inspira sus luchas cotidianas.









*Extracto de un poema de Manuel Gustavo Chacón
**Texto presente en la Revista Caravana



Consulta la revista completa en
Revista Caravana