12 de junio de 2016

La Distri sigue y el PARO crece



Si el 10 de Junio la Minga desbloqueó la panamericana por 36 horas, por el comienzo de las negociaciones entre el gobierno y la Cumbre Agraria, por los ocho puntos de incumplimiento que se posicionaron desde hace dos años en el pasado Paro agrario. ¿Por qué desde la asamblea de la UD no se podría ceder un poco, para sentarnos de una vez a negociar  entregando  “el edificio administrativo”?, lo que no significa como en la Minga que el Paro se acabe, o que no se llegue a retomar el edificio administrativo mientras no se lleguen a acuerdos con el CSU.
Esta semana ha estado marcada por esa amenaza que el CSU  ha fijado desde hace ya varios días, “mientras no se llegaran a acuerdos, el CSU el 10 de junio tomaría medidas drásticas, medidas como la suspensión o cancelación del semestre académico”. La movilización el miércoles pasado a la aduanilla de piaba (biblioteca de la universidad) ha sido una muestra del carácter represivo de las directivas de la Universidad, primero al cerrar las facultades para que no saliera movilización y segundo al tener cercada la biblioteca por el ESMAD  cuando sólo se quería llegar a otra sede de la universidad en una movilización pacífica.
Esta movilización pacífica fue dispersada por el ESMAD dejando un estudiante herido, el cual fue llevado al hospital, y cerca de 200 personas encerradas dentro de la institución, diciendo a las personas que se encontraban afuera “que si les pasaban comida se los llevaría de UPJ”, gracias a la intervención de los mecanismos de derechos humanos los estudiantes lograron salir de allí.
De esta forma nos respondió el 10 de junio el CSU, con algo que no cambiaba mucho las condiciones dadas anteriormente, el único elemento nuevo es el aplazamiento del calendario de designación de rector para el otro semestre, hablando de reglamentar el voto en blanco y generar una consulta con la comunidad universitaria, además que se hablan de que hay disposición para la culminación del semestre académico.
Pero la cosa no ha cambiado aún, la Universidad no ha ganado con el paro, pues el objetivo de este paro está enmarcado en la consolidación del nuevo estatuto, de carácter vinculante, que se viene construyendo desde hace años, que aún tiene errores, muchos la verdad,  pero   que se puede ir modificando, en donde se pretende quitar poder al corrupto CSU, que desde hace tanto tiempo ha manejado el rumbo de la universidad. De manera que nuestra lucha es por autonomía y democracia universitaria, por elecciones de rector democráticas y  por infraestructura.
Empezamos esta semana con una fase de negociaciones a partir del acto de buena voluntad con la entrega del edificio administrativo de la universidad, invitamos a comunidad Bogotana A #PararseDuro por la Universidad que necesita el Distrito,  a salir con nosotrxs en la movilización del próximo jueves por el Desmonte del ESMAD; no queda más que rendir un homenaje a nuestro Compañero Miguel Ángel Barbosa, POR QUE LOS MUEREN POR LA VIDA NO PUEDEN LLAMARSE MUERTOS.


LA MINGA SIGUE Y EL PARO CRECE