13 de febrero de 2014

¿Atentado por la "paz" en la UN?




El día de hoy, jueves 13 de febrero, la Plaza Che de Universidad Nacional de Colombia fue escenario de contrastes intrigantes e indignantes. Por una parte Daniel Quintero candidato por el partido liberal a la cámara por Bogotá realizo con un grupo de personas una acción a la que llaman atentado por la paz. En ella un grupo encapuchado con banderas pequeñas con el lema La paz sin peros se formó en la Plaza Che frente a una cámara y grabo un video que llamaba a la extrema izquierda y a la extrema derecha a no ser un obstáculo frente a la paz; de la misma manera criticaba la violencia en las universidades y además invitaba a que estas fueran templo del debate. Por ultimo algunos cientos (no cinco mil como lo señala la W) de las banderas que portaban fueron plantadas en la plaza che.


Este video está rotando por las redes sociales despertando diferentes impresiones en las personas que lo han visto. Cada cual puede pensar de este lo que le plazca. Nosotras y nosotros vemos cosas que definitivamente no podemos dejar de señalar.



Lo primero es lo ocurrido alrededor de las 2: 30 pm posterior a la actividad de la campaña política, mientras caía un fortísimo aguacero las trabajadoras y los trabajadores de Casa Limpia recibieron la orden por parte del interventor Gilberto (de quien debemos el apellido) de recoger todas las banderas. Vale preguntarle al interventor ¿No es posible exponerse a enfermedades cuando se está de esta manera debajo de la lluvia? ¿Estaría usted dispuesto a mojarse como tuvieron que hacerlo los y las trabajadoras? ¿No podrían recogerse las banderas cuando escampara? Tristemente en una sociedad tan injusta y violenta como la nuestra en acciones como esta se reafirman posiciones de poder y de falta de sensibilidad con la vida humana. 

De manera mucho más clara una señora de las trabajadoras de Casa Limpia expresaba su indignación mientras recogía una de las banderas y se preguntaba en voz alta ¿Esta es la paz? Y categóricamente se respondía No, esta no es la paz. Desafortunadamente esta imagen se la llevaran plasmada miles de jóvenes que participaban en una actividad del preuniversitario adelantado por la secretaria distrital que se desarrollaba en el auditorio León de Greiff. 


Es de resaltar que ante una situación como esta algunas y algunos estudiantes se solidarizaron y optaron por mojarse para terminar de una manera más rápida con el absurdo.


Por otro lado y problematizando más lo ocurrido, la actividad de campaña política que se realizó puede calar en los grandes medios de comunicación por creativa o innovadora, sin embargo por parte de quienes vivimos la cotidianidad de la educación pública podemos decir que realmente carece de originalidad. Compartimos los llamados a que ningún extremismo sea obstáculo para la paz. Lo que no compartimos es que se llame a la discusión y al mismo tiempo se desarrolle una actividad con la universidad en vacaciones y casi ausente de estudiantes. Tampoco compartimos la idea de que la violencia es generada por grupos de estudiantes encapuchados, pues por completo desconoce que instituciones como la policía Colombiana son focos de violencia, corrupción y violación de los derechos humanos. ¿Cuándo la actividad será frente a una tanqueta? Vale la pena criticar las formas de acción política de la universidad y de la sociedad, pero nunca la universidad ha sido generadora de violencia; al contrario la ha sufrido, y de sus aulas, plazas y pasillos han surgido personas comprometidas con una paz verdadera para nuestro país.    


Esta acción de campaña hace parte de acciones similares llevadas a cabo en lugares como la sede política de Uribe o la central de chuzadas del ejército. Ahora el lugar de la critica fue la universidad. Nosotros y nosotras preguntamos ¿Cuándo será en la sede del partido liberal? ¿Acaso este partido, el conservador, y las otras fachadas metamórficas de los partidos tradicionales no han sido generadores de violencia en nuestro país? ¿Parte de las raíces de esta guerra no están en la alianza entre oligarcas liberales y conservadores desde el Frente Nacional contra quienes han querido cambiar esta sociedad?

Por otro lado, ¿Si el objetivo era grabar el video (pues a la hora que lo hicieron no había a quien mostrar la actividad) por que no recogían sus banderitas? El costo de su campaña también habrá que medirlo por la afectación a las y los trabajadores que tuvieron que recoger lo que dejaron. La paz que pretende integrar a la campaña pasa por la construcción de condiciones dignas para el trabajo de las mayorías de nuestro país. 


Por nuestra parte el día de hoy en la universidad nos deja además de la ropa mojada elementos de crítica e indignación. Instamos a solidarizarnos con las personas que son responsables de mantener en pie las universidades, desafortunadamente no solo no reconocemos el papel de estas valiosas personas en la Comunidad Educativa, sino que tampoco nos pronunciamos respecto a la dignificación de su labor y de su condición de human@s. Ojala este vergonzoso hecho nos cuestionemos sobre la labor de los trabajadores y las trabajadoras, y caigamos en cuenta que mientras nosotr@s nos levantamos a las 7 am, cientos y hombres y mujeres llevan dos horas alistando las aulas y los edificios para el desarrollo de la academia. Sin ellos y ellas sencillamente no hay universidad.