13 de febrero de 2014

Si queremos seguir en las mismas, votemos por los mismos...



Cuando se pensaba que los políticos y caciques electorales habían tomado un poco de vergüenza ante las turbulentas y álgidas críticas venidas de diferentes sectores sociales durante el 2013 (paros cafeteros, campesinos, universitarios, docentes de colegios, etc.) nos encontramos con unas listas  al Congreso por parte de los grandes partidos que buscan reelegir a más del 80% de sus senadores y representantes a la Cámara.


Sin embargo las mismas prácticas polítiqueras donde priman la inundación publicitaria de pancartas y propagandas, los almuerzos y los regalos, las orquestas y grupos musicales, los cursos sobre como marcar tarjetones debidamente continúan estando a la orden del día. Los viejos y tradicionales partidos (Conservador y Liberal) así como sus escisiones (Partido de la U, Cambio Radical y Centro Democrático) han abandonado por completo los debates políticos, las propuestas de país y de sociedad (si alguna vez existieron realmente).


Por encima de las ideas y las propuestas, siguen imperando las falsas promesas y el derroche de dinero en las campañas. Representantes a la Cámara como Humprey Roa Sarmiento y senadores como Fernando Tamayo ambos del partido Conservador que aspiran a su reelección no solo son ejemplo de ello, sino que son carne viva del cinismo y el descaro de los caciques políticos, sus "reuniones políticas" ahora son amenizadas por celebraciones eucarísticas. La constitución de 1886 parece retomar vida al invocar la protección y bendición de "Dios"  en los discursos electorales del partido Conservador.


Humprey Roa, el mismo que prometería orquestas cuando los campesinos de Úmbita le exigían y demandaban una voz de defensa en el Congreso de la República ante los crímenes y vejaciones que el ESMAD -Escuadrón Móvil Anti Disturbios- cometía contra ellos (http://www.youtube.com/watch?v=AEyON2NsDI0); quien promoviera el articulo de ley que posibilita el llamado 4x1000 que solo beneficia a los bancos; el mismo que presentara el proyecto de ley 038 del año anterior que impide a los colombianos tener perros de raza pitbull como mascotas, y el mismo que promoviera y respaldara más de 10 alcaldías y 138 concejales boyacenses en las pasadas elecciones del partido Alas Equipo Colombia, partido altamente investigado por parapolítica.


(http://www.congresovisible.org/congresistas/perfil/humphrey-roa-sarmiento/1561/). Así como Tamayo quien casualmente obtuviera 21mil votos, los mismos de su hermana la concejala de Bogotá Soledad Tamayo en las elecciones del 2011 (véase http://lasillavacia.com/historia/el-tarjeton-conservador-muchos-caciques-menos-votos-46255) Fueron los dos congresistas que el día de hoy 9 de febrero de 2014 desarrollaron una de sus tradicionales reuniones en polideportivo del Cogollo en Duitama (Boyacá) inaugurada con una misa y clausurada con una ternera a la llanera, donde el plato fuerte resultó siendo por supuesto sus jugosas y falsas promesas e "incalculables" logros y proyectos en favor de la comunidad desarrollados durante sus ya casi 4 años en el Congreso.


Sin dudas un ejemplo grosero de los caciques conservadores que buscan utilizar la fe católico de los campesinos boyacenses para alcanzar sus votos. Quizá deban pasar otros 4 años para que una comunidad olvidada por el Estado y por los políticos tradicionales, sea visit
ada por un congresista y un representante a la cámara de manera simultánea.