20 de diciembre de 2013

DEL POR QUÉ NO PODEMOS ENTRAR HOY A LA UNIVERSIDAD.


 

Oh!!, nos adelantaron las vacaciones!, que chimba!, no hay clase el viernes… eso es lo que todo el mundo dice, pero pocos saben la razón por la que cancelaron las clases hoy viernes 20 de diciembre en la Universidad Nacional.


Desde las 11pm de ayer la universidad se encuentra militarizada, rodeada de policía y policía militar con el fin de prestar al seguridad a lo que va a ser algo sin precedentes en la universidad… la entrada del presidente de la Republica Juan Manuel Santos.

La UN se ha caracterizado siempre por mantener alejado de su campus a quienes hipócritamente dicen defenderla, pero con cada acción avanzan en su privatización, es por eso, que somos una de las pocas universidades en las que el rector no puede entrar al campus como Pedro por su casa, porque lastimosamente él es uno de los principales enemigos de la universidad y la educación pública en general y teme que se le exijan respuestas al ser visto dentro del campus.

Hoy Santos entra a la universidad para inaugurar lo que ha sido la salvación, proclamada por el rector Mantilla y su fiel escudero el vicerrector Hernández a la crisis de la UN, la Estampilla Pro Universidades que el congreso aprobó días antes.

Dicho bono cosiste básicamente en lo siguiente:

“Durante los primeros 5 años, esta estampilla recaudará más de 1,25 billones de pesos para la modernización de infraestructura de las universidades públicas, su tecnología, investigación, bienestar estudiantil, subsidios y desarrollo de nuevos campus universitarios estatales.”*

Pues siguiendo los lineamientos de la todopoderosa de la educación la Ministra Maria F. Ocampo, no podemos entender como ella piensa que con 1.25 billones de pesos en 5 años, se hará el salto a la modernización de las universidades, o lo que ellos llaman universidades del siglo XXI, es decir, piensen
ustedes cómo si AL AÑO el gobierno nacional aprueba un presupuesto en educación para TODAS las universidades públicas del país de 2 billones de pesos que se tiene que repartir, y aún con esto las universidades están sumergidas en una profunda crisis y muchas de éstas a tal punto que están amenazando ruina ( U. Nacional, sede Bogotá). 

Ha sido constante la política de la rectoría para buscar la autofinanciación de la universidad y esta estampilla no es la excepción, el objetivo es que el dinero acumulado por este medio (que sigue siendo supremamente inferior a el necesario para subsanar la crisis de infraestructura) en un primer momento sea invertido en fondos privados para “multiplicarlo” y así poder tener un respaldo para hacer un préstamo con organismos internacionales que acabara de hundir en la bancarrota a la universidad y a la educación en Colombia, esa es la forma en que Mantilla y su pandilla afrontan esta crisis, no exigen la plena financiación y ni defienden a la Universidad, si no que avanzan en la autofinanciación, lo que conlleba a que el Estado se libere de su obligación.


La determinación tomada hoy por las directivas de la universidad deja un par de cosas en claro:

Primero, que así como su elección, las decisiones de Mantilla son ilegitimas, además de inapropiadas y no cuentan con el apoyo de la comunidad universitaria, desde sus gastos innecesarios, su política con los trabajadores, la académica, hasta la decisión de recibir en la universidad al enemigo número uno de la educación en Colombia. Segundo la decisión de cerrar la universidad, demuestra que los estudiantes no van a dejar que las cosas pasen así como así, y desde este medio le mandamos un mensaje al rector: Renuncie, o la comunidad será la encargada de echarlo a patadas junto a su pandilla y su modelo de universidad.

Pero con todo y esto ellos auguran que será la salvación definitiva, que nos dará, óigase bien “desarrollo” en ciencia y tecnología, Bienestar estudiantil, y hasta Subsidios, como diría el compita ¡A BUENOO...! Es un tema para discutir y debatir, pues se está hablando de nuestro futuro estudiantil y el de los que nos seguirán, por ahora, ustedes mismos hagan sus conclusiones.