12 de junio de 2014

8 y 9 DE JUNIO DÍA DEL ESTUDIANTE CAÍDO PERO NO VENCIDO






Con algunas sillas al interior de la universidad, pintadas de rojo y con algunas papeles informativos pegados a estas, se dio inicio a la actividad conmemorativa del día del estudiante caído. Fue una forma de permitir la participación e interacción de los estudiantes con la fecha y sus motivos, así unos de los muchos que pasaban tomaban asiento y conocían por medio de la lectura la principal causa del día en que se conmemora y se logra hacer memoria a quienes por su humano instinto de defender la vida fueron asesinados por orden estatal en uno de los días del pequeño suspiro que es nuestra historia

El día continuo y en la tarde se presentaron dos bandas de punk y un grupo de hip hop, todos de la ciudad de Manizales y que por medio de sus letras y trabajos ayudaron a que no se perdiera la perspectiva y motivo del día haciendo pausas para la lectura de algunos textos sobre el día. Quienes decidieron organizar la actividad, por el hecho de ser algunos estudiantes independientes y otros organizados, se creo la posibilidad de construir espacios de reflexión y acción así como reconocer nuevas perspectivas y propuestas que es necesario escuchar como ideas transformadoras.

El momento también estuvo acompañado de estampada algo de stencil. Al final la actividad fue reconocida por los estudiantes quienes participaron de ella, así como muchos pudieron hacer memoria y saber ¿Qué paso el 8 y 9 de junio?

8 y 9 DE JUNIO-DÍA DEL ESTUDIANTE CAÍDO PERO NO VENCIDO

“Nuestros muertos, todos, sigan con sus trazos de fuego
esculpiendo ante nosotros la vida del martirio
que encienda al fin
la primavera que traerá la vida.
[...]No más letras en el papel
¡vamos a la calle! a cantar el coro
de su credo libertario”

Cada año el estudiante colombiano hace memoria y da a conocer a otros el origen de esta conmemoración en la lucha del estudiantado colombiano. Fue un día oscuro porque el 7 de JUNIO de 1929 cayó abatido por las balas del Batallón Guardia Presidencial el estudiante GONZALO BRAVO PÉREZ, con las balas asesinas del gobierno de Abadía Méndez. El estudiantado salió a las calles bogotanas protestando por la corrupción en el manejo del acueducto y del tranvía, y recordando la masacre de campesinos y obreros de la zona bananera, ordenada por la United Fruit Company, auspiciada por el mal gobierno de Abadía Méndez y dirigida por la Policía Nacional en cabeza de Carlos Cortez Vargas, masacre que como muchas otras en Colombia gozan de plena impunidad.

Todos los años por la misma época, los estudiantes de Colombia recuerdan éste día luctuoso, como un día de compromiso social no solo en defensa de los derechos estudiantiles sino de todo el pueblo colombiano, demostrando que los regímenes totalitarios siempre encontraran obstáculos en la alegría de las voces juveniles.

Luego recordando al estudiante caído, el 8 de Junio de 1954 y con su compromiso de clase por la dignidad humana, los estudiantes se movilizan de nuevo, haciéndole oposición al gobierno de Rojas Pinilla y denunciando el Terrorismo de Estado. En la movilización estudiantil, cuando llegaban al Cementerio Central, es asesinado el estudiante de derecho y de filosofía de la Universidad Nacional, nacido en Arazanzu (Caldas), URIEL GUTIERRREZ RESTREPO, una vez más las balas asesinas del régimen en manos de una patrulla militar se lleva una vida de sueños.

Es entonces que al otro día, el 9 de Junio de 1954, como retaliación al oprobio, diez mil estudiantes de diferentes universidades y de secundaria, indignados, salen a las calles a protestar, recibiendo del régimen una brutal arremetida, en la que resultaron muchos heridos y una veintena de muertos por parte del Batallón Colombia, que había llegado de Corea —se recuerda este hecho como una vergüenza ya que fue el único contingente de América Latina que se prestó a la barbarie de Estados Unidos (la guerra de Vietnam) de la que salió derrotado —Algunos de los estudiantes asesinados en esta jornada fueron:

Álvaro Gutiérrez Góngora

Elmo Gómez Lucich. (Peruano y militante de la JUCO)

Hernando Morales 

Rafael Chávez Matallana

Jaime Moure Ramírez

Hernando Ospina López

Jorge Chía

Hugo León Vásquez

Carlos J. Grisales

Jaime Pacheco Mora

Este último crimen, el de Jaime Pacheco, fue muy sonado y parecido a los miles que se hacen con el pueblo colombiano hoy; donde la palabra fue reprimida, se cambiaban los hechos y falseaban verdades acallando a los medios. Pero las fotografías no mintieron, el estudiante fue perseguido por las calles Bogotanas por los militares de entonces. Los de ayer, los de hoy, los de siempre, le dieron los tiros de gracia 2 cuadras más allá de donde cayeron los otros 12 saberes, los 12 solidarios, soñadores, luchadores, combativos, comprometidos con su pueblo, que representan a los jóvenes de siempre.

“Para los usurpadores de la memoria,
para los ladrones de la palabra
esta larga historia de la humanidad
no es más que una sucesión
de actos de mala conducta”.
Eduardo Galeano.