17 de julio de 2013

La Historia se Repite como Farsa

Con botas nuevas como recién compradas en San Victorino, el 7 de mayo de 2006 fueron presentados al país más de 60 "guerrilleros", supuestos pertenecientes al Bloque Cacique la Gaitana de las FARC-EP, liderados entonces por el joven y "apuesto" comandante Biófilo; barba recién rasurada, melena larga y cepillada, uñas perfectamente cortadas y gafas gucci, acompañaban el nuevo e impecable camuflado militar.
El cuadro sin embargo resultaba verídico, el por entonces comisionado para la paz Luis Carlos Restrepo, hoy prófugo de la justicia, engalanado presentaba a la opinión pública su más alto logro político, llevar a todo un bloque de la guerrilla que arreciaba sus ataques contra las Fuerzas Armadas y el gobierno a la entrega de sus armas. Los Generales y Coroneles del Ejército recibían a sus "enemigos históricos" con el más noble y dócil perdón de los amigos o por qué no? de los hermanos. El CODA -Comité Operativo para la Dejación de Armas-, integrado por Bienestar Familiar, Registraduría, DAS, CTI, Procuraduría, etc. se hacían presentes para formalizar la "civilización" de los barbaros guerrilleros. Y como cumpliendo el papel de marquetero, la Comunidad Internacional aportaba un par de figuras y sus amplias chequeras para terminar la obra.
Pero como dicen las abuelas más rápido cae un mentiroso que un cojo, y poco a poco la hermosa y muy costosa pintura se empezó a desbaratar. Videos, rumores e incluso entrevistas y declaraciones de sus gestores empezaron a desmentir y a desdibujar el trabajo del pintor. El propio "comandante" Biófilo en declaraciones entregadas a Noticias Uno en el 2012 desdibujaba la grandiosa obra del señor oscuro -Uribe- y de su barbudo alfil -Luis Carlos Restrepo- (http://www.youtube.com/watch?feature=endscreen&v=pRrYlMLFTgs&NR=1.) Paramilitares participantes en el falso positivo pusieron a la vez su parte para terminar de arruinarla en posteriores declaraciones a Justicia y Paz. (http://www.semana.com/nacion/articulo/mancuso-desmovilizacion-cacica-la-gaitana-para-bajar-presion-proceso-auc/253713-3).
Hoy 7 años después de la falsa desmovilización, una nueva pintura aparece para sorpresa nacional. Esta vez sobre el lienzo no aparecen los casi 70 indigentes que suplantaron a una estructura insurgente de las FARC, son solo la mitad entre hombres y mujeres, ahora del ELN. El trasfondo de la pintura no ha variado mucho, una guerrilla que exige ser tenida en cuenta en los rumbos del país y en la solución del conflicto social y armado, y un gobierno que intenta mostrar una insurgencia dividida y fraccionada que no tiene claro lo que quiere. Pero el fondo de la misma tiene cambios, mientras en el 2006 fueron las tierras tolimenses, hoy son las vallecaucanas las que sirven de escenario a la desmovilización. (http://www.cmi.com.co/?n=110889)
Y aunque los rumores apenas empiezan y las declaraciones de los gestores quizá tarden un poco, de antemano queda un alto grado de incredibilidad en los trazos del pintor. Una vez más, botas relucientes como si jamás hubiesen tenido contacto con el lodo o el barro. Mochilas y equipos impecables, como recién salidos de la confección, propias de morrales citadinos y no de campamentos guerrilleros; armas nuevas como si la guerra de 50 años no las obligara a disparar un solo tiro y uniformes recién planchados del Ejército colombiano sin la mínima muestra de suciedad, rotos o desgarres propios de la maleza y de la selva. Y aunque el “comandante Tigre” esta vez muestra rasgos de la siempre valiente raza indígena, muy distinto del joven y “apuesto” Biófilo, no sería nada raro que la historia se esté volviendo a repetir con otros protagonistas, pintores y marqueteros, ésta vez como una farsa más.