29 de abril de 2015

PLIEGO DE EXIGENCIAS DE LA ASAMBLEA TRIESTAMENTARIA DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL

PLIEGO DE EXIGENCIAS DE LA ASAMBLEA TRIESTAMENTARIA DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL



Los estudiantes, trabajadores y profesores de la Universidad Nacional, reunidos el 29 de abril del 2015 en Asamblea Triestamentaria y bajo la dinámica de asamblea permanente, declaramos cese indefinido de actividades, hasta tanto el Consejo Superior Universitario y el Gobierno Nacional cumpla a las siguientes exigencias:

1) Resolver por la vía de diálogo el conflicto laboral, mediante la instalación de una mesa de concertación triestamentaria, que cuente con la participación de las y los trabajadores que se encuentran en Asamblea Permanente, incluyendo a los docentes del IPARM. Anular y suspender cualquier medida disciplinaria y represiva contra trabajadores, estudiantes y profesores en Asamblea Permanente, entre éstas, la Resolución 340 del 13 de abril del 2015-, así como la devolución de los salarios descontados a los trabajadores y docentes ocasionales. 


2) Que a través de acto administrativo, por parte del Consejo Superior Universitario, se brinden las garantías institucionales para iniciar el proceso preparatorio del Congreso Universitario cuyo carácter es autónomo, vinculante y decisorio:

- Instalación de una comisión triestamentaria que avance en una hoja de ruta hacia el Congreso Universitario para la construcción democrática del nuevo estatuto general de la universidad. 

- Espacios físicos, permisos académicos, acceso a medios de comunicación de la universidad y recursos financieros.

- Condiciones para la realización del Encuentro Nacional Multiestamentario de la Universidad Nacional.

- Orientación de las cátedras de sede – como la cátedra Manuel Ancizar- y facultades hacia la discusión sobre autonomía y democracia universitaria.

- Franjas horarias por facultades para la discusión del Congreso.

- Congelar las reformas que estén en curso mientras se realiza el Congreso Universitario y este sintetice sus propuestas y conclusiones. 


3) Elaboración de un plan de pago para saldar el déficit de 150 mil millones de pesos de la Universidad Nacional para funcionamiento e inversión y para suplir los 470 mil millones que hoy provienen de recursos propios, mediante la inyección progresiva de recursos a la base presupuestal de la universidad. Adicionalmente, exigimos no ejecutar el cupo de endeudamiento de 200.000 millones de pesos gestionado por la administración con el FINDETER y que se instaure una Comisión de Veeduría Triestamentaria, sobre la prioridad en el gasto de la universidad.


4) Derogatoria de la resolución 002 de 2014, 018 y 001 de 2013 sobre el régimen de admisión de la Universidad Nacional emitido por la Vicerrectoría Académica, para abrirle paso a la construcción democrática de una nueva política con base en un informe de una comisión de expertos. 


5) La eliminación de la propuesta de reforma al programa PEAMA propuesta por la administración y abrirle paso a su construcción democrática. 

6) Garantías para la finalización del semestre académico: reajuste del calendario académicodesde la semana del 13 de abril -fecha en la cual comenzó la anormalidad académica-; cancelación de materias sin pérdida de créditos; la no suspensión de los bonos de alimento y transporte, durante el desarrollo de la asamblea permanente y hasta la finalización del semestre.


7) Que la Universidad se comprometa en el rescate de las residencias 10 de mayo, reconociendo y asumiendo su responsabilidad legal, histórica y presupuestal con estas, lo que implica, una revisión y ampliación de las políticas de Bienestar, ampliando la cobertura para el programa de alojamiento.



Por una universidad pública, nacional y estatal.
¡Estamos construyendo democracia universitaria!