30 de agosto de 2015

¿por qué se movilizan los médicos residentes? #YoTambiénTrabajoGratis

Luis Carlos Leal* y El Rebelde Medios Alternativos

El 23 de agosto el diario El Espectador publicó un artículo en el que daba cuenta de la falta de médicos especialistas en el país, debido en primer lugar a la concentración de las facultades de medicina del país que ofertan especialidades médico-quirúrgicas (En Bogotá se encuentra el 45% de la oferta académica, en Medellín el 20% y en Cali el 7%.), como también a lo costoso que resulta para un médico recién graduado lograr costear los costos de matrícula que oscila entre los diez y quince millones de pesos de programas que abarcan entre dos y cinco años; Según la Sociedad Colombiana de Anestesiología y Reanimación (SCARE) en Colombia se necesitan entre 485 y 732 anestesiólogos más para satisfacer la demanda de pacientes en el país, en promedio se gradúan alrededor de 115 en todo el país. Producto de esta falencia suceden casos como los de la EPS Cafesalud que niega cirugías a sus pacientes a causa de la falta de anestesiólogos para realizar los procedimientos. Según SCARE el gobierno solicita anestesiólogos para que trabajen en zonas apartadas del país pero estos terminan devolviéndose como consecuencia del incumplimiento con los pagos. 

Teniendo en cuenta esta situación que no sólo sucede con una especialidad como la anestesiología sino que es un hecho que el mismo Ministro de salud Alejando Gaviria ha reconocido, lo que se esperaría en respuesta sería el fomento a las distintas facultades de medicina para que más médicos en Colombia puedan acceder a una especialidad médica para solventar una de las tantas falencias que tiene el sistema de salud. Sin embargo, las respuestas que el Ministerio de Salud ha tenido respecto a este tema parecen ir en contravía de las necesidades de los médicos y de los pacientes en el país, puesto que la única solución que considera viable es la de permitir que las IPS formen especialistas y que intentó implementarse en el 2013 con el intento fallido de reforma al sistema de salud, razón por la cual resulta preocupante que dos años después el mismo Ministro reconozca la falta de profesionales en distintas especialidades ya que esto puede significar un nuevo intento del gobierno por lograr consolidar esta iniciativa que fue rechazada ampliamente por el gremio médico en general. Además de esto, el propio ministerio de salud pone un obstáculo más a los médicos residentes del país reduciendo en casi un 40% las becas crédito a las que tienen derecho por ley. 

A diferencia del resto del mundo, Colombia es el único país donde los Médicos en formación como especialistas no poseen ningún tipo de vinculación laboral a pesar de deber cumplir con jornadas de prestación de servicios en salud de más de 66 horas semanales en ocasiones –La jornada laboral legal es de 48 horas- requiriendo con ello una disponibilidad de tiempo completo para completar su formación como especialistas, los programas de residencia que duran de 3 a 5 años, obligando a estos a la realización de jornadas más extenuantes, realizando turnos nocturnos adicionales a los que su programa demanda para obtener remuneración económica y lograr su manutención mientras concluyen sus estudios especializados. En todo el mundo la labor del residente es reconocida económicamente hablando, llegando a recibir salarios de hasta $260.000.000 anuales como es el caso de los residentes de anestesiología en el Reino Unido. En Colombia este modelo existió, pero fue abolido por el gobierno, dejando como paliación a la situación las denominadas Becas-crédito ICETEX, los cuales consisten en auxilios económicos, en el momento correspondientes a 2 salarios mínimos legales vigentes mensuales, que en un principio cobijaban a todos los profesionales en formación, sin embargo con el pasar de los años su número de cupos fue menguando, la cantidad de requisitos para aspirar a ellos fue aumentando, en los dos últimos años ofertando 1200 cupos. 



Este año el gobierno anuncia con gran jolgorio que ofertará 800 nuevos cupos para continuar con el programa, ocultando la reducción de 500 cupos con respecto a años anteriores. Para esta convocatoria se presentaron 1762 Residentes de diferentes especialidades médico quirúrgicas, el ICETEX no ha dado informe acerca del número de cupos otorgados pero de acuerdo al censo parcial realizado por la Asociación Nacional de Internos y Residentes (ANIR) a nivel de Bogotá, de 185 médicos residentes que aspiraron al beneficio, 123 fueron rechazados, inicialmente con una notificación en la página de internet de ICETEX que anunciaba carencia de requisitos o documentos para ser acreedor al crédito, sin embargo al responder con derechos de petición múltiples y reclamaciones al respecto, el mismo día se modificó la aclaración en la página de internet de ICETEX, dando ahora como razón la falta de presupuesto a pesar del cumplimiento de los requisitos. Cabe resaltar que bajo estas condiciones muchos de los residentes no se encuentran en condiciones de seguir con sus programas por la falta de recursos para su manutención sin tener en cuenta los altos costos de los programas, con residencias en universidades privadas, así mismo es necesario decir que los hospitales del país dependen en un 90% del trabajo diario de los médicos residentes, es decir que tienen que pagar hasta quince millones de pesos semestrales para poder trabajar sin recibir ninguna remuneración.

Cabe aclarar además que este "auxilio" puede ser condonable pero en ocasiones y de acuerdo a unos requisitos arbitrarios puede convertirse en un Crédito como su nombre lo indica obligando a Especialistas ya formados a salir con deudas de grandes magnitudes a iniciar su ejercicio. 

Es por eso que el 25 de agosto ANIR se pronunció sobre la situación que atraviesan los médicos residentes y ha iniciado una campaña en redes sociales llamada #YoTambiénTrabajoGratis, que no sólo fue acogida por médicos residentes sino también por especialistas ya graduados, estudiantes de medicina en pregrado e individuos de la ciudadanía en general y que por el momento sólo ha logrado que por medio de Twitter el ministro Gaviria les garantizara una reunión para la semana entrante, así mismo ANIR ha realizado asambleas regionales  y han convocado a una movlización nacional al frente de las oficinas del ICETEX en las distintas ciudades del país que tendrá lugar el día 31 de agosto a las 12 m.



* Residente de Primer año de Cirugía General de la Universidad Nacional de Colombia.
Presidente (encargado) de la Asociación Nacional de Internos y Residentes Bogotá