2 de mayo de 2013

OTRA FORMA DE CONMEMORAR EL DÍA DE LOS TRABAJADORES Y LAS TRABAJADORAS




La conmemoración de la lucha de la clase trabajadora durante los primeros de mayo por medio de las movilizaciones hacia el centro de Bogotá, en Colombia es asociada por la mayoría de la población con el inevitable desenlace -para algun@s fatídico- de la confrontación entre las fuerzas policivas y l@s que están inconformes más uno que otro tira* que lo hace a propósito para dispersar a la gente que marcha o simplemente para que el ESMAD tenga algún pretexto para así reprimir al pueblo;  pero existen otras opciones para hacer de ésta fecha una jornada de visibilización de la situación de las y los trabajadores del país, para fortalecer la cohesión y la movilización social, para estrechar los lazos entre quienes luchan.

Si vamos a sus orígenes, el primero de mayo es una jornada que se ha arraigado en nuestra idiosincrasia, quienes participamos en ella buscamos reivindicar los derechos de la clase trabajadora; cada día de l@s trabajador@s, buscamos que los sectores revolucionarios además de recordar la lucha de los obreros de Chicago por una jornada laboral de 8 horas, compartamos un poco de toda esa experiencia sumada con el pueblo,  que en Colombia tiene un poco de:

- Las luchas en el campo por condiciones dignas de vida y trabajo (Recordar la lucha de los Corteros de Caña en 2009).
- Las luchas del pueblo para que se hicieran efectivos los servicios públicos en los barrios obreros (Por ejemplo el asentamiento periférico en Bogotá de los 80´s y 90´s).
- Las luchas de los y las habitantes de los barrios obreros para que se les respetara su derecho a permanecer en los territorios (Las luchas de los y las habitantes del Policarpa en los 70´s)
- Las luchas  por rememorar a sus muert@s,  por no olvidar las múltiples masacres originadas por la clase dominante en Colombia.

Sin duda alguna, y a pesar de la importancia que el primero de mayo tiene para los sectores revolucionarios, las calles se han llenado de la dignidad y los pasos de las y los jóvenes hij@s de la clase trabajadora, de trabajador@s sindicalizad@s, de madres de familia, de estudiantes e inconformes que también se suman a la conmemoración de este día en el que la policía y los medios de comunicación de la clase dominante se esmeran para dejar en el imaginario del pueblo que solo marchan sectores violentistas que quieren destrozar la ciudad.

Éste primero de mayo El Rebelde Medios Alternativos participó de una de las varias movilizaciones para conmemorar el  Primero de mayo desde y hacia puntos diferentes al centro de la ciudad, iniciativa que se está llevando a cabo hace algunos años y que consiste en marchar por los barrios y sectores populares de la Ciudad. Atendiendo a la convocatoria hecha desde el Congreso de los Pueblos nos fuimos marchando desde Ciudad Bolívar hasta Bosa viendo y viviendo de una manera distinta este día en el que la costumbre habían sido hasta ahora la lluvia, el gas y las recalzadas.

Es gratificante que ésta marcha a la que l@s estudiantes y demás sectores nos unimos para reivindicar las causas del pueblo, se haga recorriendo las casas donde habitan las y los trabajadores de Colombia; que se haga con un sonido más agradable, con la gente expectante y receptiva al mensaje que se lleva, atenta a nuestra presencia y aceptando los comunicados que se les entregan. Nuestro recorrido estuvo lleno de sol, viendo como las niñas y niños desde la ventana se asomaban a ver quién cantaba con tanto ahínco, pero sobre todo fue una jornada reconfortante sabiendo que desde los bloques de Congreso de los pueblos viajaba la misma gente que habitaba estos barrios,  que podía salir con toda su familia -desde l@s más pequeñ@s hasta las y los abuelos y participar activamente o al menos generar un espacio de reflexión y cuestionamiento alrededor de la jornada de protesta.

La marcha nos deja grandes lecciones, entre ellas queremos resaltar la que nos dice que la clase trabajadora en Colombia está llena de expectativas y de intenciones para cambiar esta sociedad, pero a pesar de que marcháramos de un lugar mucho más alegre y favorable, las condiciones en Colombia no lo son y es mucho lo que hay que hacer para cambiar esta realidad; éste día nos reafirmó nuestra intención y la profunda necesidad de organizar nuestra rebeldía, de hacer consciente nuestra voluntad y de sumarnos al gran movimiento por la paz que se está gestando; pero el de la paz con justicia social y vida digna, muy contrario a la propuesta del gobierno y los partidos políticos existentes.


* Tira: Infiltrado/a de la policía que no porta los distintivos ni la identificación de la institución, vistiendo de civil y confundiéndose entre los/as marchantes. Cumplen labores de inteligencia (recolección de información) y sabotaje en las movilizaciones.