30 de mayo de 2013

Rayadoman, los morenazis y otros personajes de la UN





Que la Universidad Nacional es el fiel reflejo de lo que pasa en el país es algo que nadie niega, sin embargo la gran diversidad que se da en está mini Colombia da para que surjan personajes que por su extravagancia logran quedar en las mentes de los que pasan a diario por la ciudad universitaria.

LA SEÑORA DE LAS REPOLLITAS
 Una señora que vende  repollitas y habla de Dios, un chico disfrazado de  sadomasoquista que se daba latigazos en la plaza Che, un cristiano que a las 6 de la tarde gritaba alabanzas, y hasta un grupo de ingenieros que regalan abrazos son algunos de los personajes   que han pasado por la universidad.

Ahora bien, en los últimos meses han surgido nuevos personajes, uno de ellos se hace llamar Rayadoman o Sr Rayón. Este personaje al igual que el sujeto del performance sadomasoquista,  pasea por el campus casi desnudo, sólo que este no se pega sino que  raya sobre las pintas de las organizaciones ya sean amplias o clandestinas y de allí deriva su popularidad.

Sin lugar a dudas Rayadoman es un personaje de momento,  una moda pasajera,  no hay forma de que perdure, pues no tiene un propuesta definida, tampoco un mensaje claro; pues cada cual lo interpreta a su antojo  unos dicen que paredes blancas, otros que paredes sin tanto rayón otros dicen que libertad de expresión etc. Lo que sí es claro es que las acciones de este sujeto ponen varios debates  sobre la mesa

1-      Las organizaciones debemos replantearnos la forma de llegarle a los estudiantes y una de las cosas que se debe cambiar es el uso de las paredes, no se trata de no pintar, se trata de no contaminar visualmente.
2-      Se deben renovar las consignas, si bien el legado de Camilo, Bolívar, Bateman y otros personajes  sigue vigente se debe mostrar con acciones políticas que van mucho más allá de escribirlo en una pared
3-      OJO!  con la ortografía si bien el afán puede llevar a que se escriba aceleradamente, debemos pensar que la ortografía hace más fácil entender el mensaje.
4-      La UN es territorio de todos, por más grande que sea una organización no puede pretender llenar todas las paredes con sus consignas y sus logos; la construcción política parte de reconocer la diversidad de pensamiento.
1-      No sólo hay que pensar en nuestras agendas políticas, sino que debemos hacerlas trascender para que agrupen las necesidades de la comunidad universitaria

Lo anterior son algunas de las cosas que deben replantearse las organizaciones, no obstante las personas que se escudan en el accionar de Rayadoman para decir que todo el mundo quiere paredes blancas y a los “mamertos” fuera deben cambiar ciertas cosas.
1-      La discusión debe darse con argumentos, pero sobretodo con el afán de construir. La falta de argumentos ha llevado a que se insulte y se vilipendie la dignidad de los estudiantes organizados a tal punto en que la discusión se  torne en absurdos como la “mamerta” es fea   y el “mamerto” es bobo en el caso de los compañeros de la FEU que defendieron sus murales.
2-      La palabra “mamerto” no es una categoría de análisis es más todo el mundo entiende la palabra de forma diferente, no se puede plantear un debate “antimamertos” si en esa categoría se pone lo que no nos gusta.
3-      Pintar en las paredes no acaba el presupuesto de la UN por:
3.1 Cuando surge una pinta no se blanquea inmediatamente
3.2 Las paredes no se blanquean semanalmente, tampoco mensualmente, ni siquiera una vez en el semestre.
3.3 El blanco al ser un color claro tiende a percudirse más rápido y más al estar en un ambiente tan transitado por lo cual debe pintarse periódicamente, es decir con o sin pintas se debe gastar en pintura.
3.4 La estética no puede ser un criterio de referencia pues parte de una subjetividad.

 4- No se puede afirmar que todas las organizaciones estudiantiles son la misma vaina, ni mucho menos criminalizarlas diciendo que usan explosivos y son aliadas de las guerrillas.

Pero bueno frente a esto hecho de polarización surge un nuevo elemento fruto de la mala forma en cómo se llevaron los debates, en las últimas semanas han aparecido los nombres de las organizaciones tachadas y junto a ellas una esvástica, además de esto en algunos murales aparece la frase no nos representan  estos hechos son atribuidos  a la denominada Tercera Fuerza (TF) organización nazi colombiana (si es que eso puede existir)

Frente a esto valoramos varias cosas
1-      Los morenazis nunca han sido una organización con amplia cobertura en la UN
2-       No son una opción de poder, ni tampoco una opción de organización, ni siquiera hay una confrontación política pues no hay desarrollos teóricos que vayan más allá de negar el holocausto y hablar de una supremacía racial y mental.
3-      Sin embargo es preocupante que ideas que promuevan  la elitización y la subordinación de la sociedad  puedan tener alguna clase de eco en la academia, además de esto resulta absurdo pensar que hay personas que defienden este tipo de hechos incluso sabiendo que la TF ve con buenos ojos a los grupos paramilitares y que anhela ser financiada por los mismos.

Por último y a modo de conclusión:
 la polarización de las discusiones no genera un ambiente de debate sano dentro de la universidad, la academia debe ser centro para el  debate de ideas y no para el desmadre y las acusaciones sin fundamento, construyamos entre todos una universidad para la paz