18 de agosto de 2011

Facultad de Enfermeria: Por una lucha articulada

El día martes 8 de agosto en la asamblea de enfermería se decretó asamblea permanente y bloqueo de la facultad debido a las problemáticas que desde semestres pasados venían teniendo los estudiantes en los distintos semestres. La iniciativa que en un primer momento no es articulada a una propuesta de paro universitario de sede intenta resolver la crisis presupuestal, de hacinamiento, baja calidad, bienestar universitario y falta de lugares de práctica.

Los estudiantes organizados y no organizados desde el semestre pasado venían de un proceso de concientización de las mayorías, formación en el tema, movilización por las problemáticas y dialogo con las profesoras que se encuentran en las directivas de la facultad, las cuales en vez de plantear soluciones se salían de tajo con evasivas, promesas falsas y solución a uno que otro problema para romper la iniciativa del semestre, y aunque el semestre pasado no hubo bloqueo de la facultad si se hicieron tres asambleas y se participó masivamente en la marcha de antorchas y la del 7 abril.

Pero este semestre la crisis es tal en la facultad que las cosas si explotaron, lo más curioso fue que no sucedió por la conducción de una u otra organización sino por la iniciativa de los compañeros (en su mayoría no organizados) que estaban mamados de que puertas para afuera tuvieran el referente de la mejor universidad del país y puertas para adentro vivieran el temor de una educación de mala calidad que los dejaba mal preparados para el trato con los pacientes. La copa que rebasó el vaso fue que  de 250 millones que necesita la facultad para ofrecer medianamente los programas que ofrece, solo dispone de 82 para este semestre, en estos momentos solo se está ofreciendo el 25% de las materias del plan de estudios para los 10 semestres que dura la carrera, pero la cosa no termina ahí, si quisiéramos podríamos mencionar mínimo 2 ó 3 problemáticas por semestre (referentes todos a problemas de baja calidad académica, hacinamiento, falta de lugares de práctica y laboratorios)

 Más sin embargo y esta es una de las críticas que le tenemos al proceso que se ha llevado en la asamblea permanente, como revolucionarios consecuentes, atentos a contribuir en los procesos pero capaces de entender los tiempos y las dinámicas de nuestro pueblito, consideramos que una lectura consiente de las condiciones de la facultad no debería fragmentar las luchas en la muestra de sus especificidades sino buscarle  soluciones desde lo más profundo de sus raíces, a tal punto de tocar con lo estructural; sería irresponsable decir que la actividad que heroicamente ponen los estudiantes de enfermería no tendrá que replicarse mil y una veces todos los semestres si no nos articulamos todos los estudiantes universitarios para volcar la nueva ley de educación que se pretende implantar y la ley 30 que rige hasta ahora.

Y es que no es  coincidencial que en todos lados la cosa se ponga dura por situaciones parecidas, lo que pasa es que este sistema de educación no da más, la educación pública capitalista y neoliberal se cae por su  propio peso, la economía tiende a privatizar y quitarle autonomía lo que no esté articulado a sus proyectos de acumulación, los problemas en todos lados tienden a ser los mismos: bienestar universitario, financiación, democracia universitaria…. Y algo muy particular nos articula en la Universidad Nacional con las demás carreras de ciencias de la salud, esto es el hospital universitario, uno que buscamos no por convenio con  Cafam ni con ninguna entidad privada (en donde sólo atenderíamos sus clientes), buscamos un hospital universitario de calidad y que pueda responder a todos los niveles de atención de manera gratuita (que le devuelva algo al pueblito que con su explotación mantiene el orden social de las cosas). Con sus especificidades por universidades y por facultades la crisis que se vive es una crisis general del modelo de educación en Colombia!!!, y atenta tanto a las universidades públicas como a las privadas.

 Por el momento nosotros desde enfermería seguiremos luchando, esperamos compañeros y compañeras que se vinculen ustedes desde sus lugares de estudio por más recursos, por mejores condiciones para los estudiantes, pero sobre todo para subvertir la escuela, para construir una nueva escuela que discerte con el orden actual de la cosas y se piense nuevos métodos, nuevas prácticas para nuestra Colombia, nuestra Latinoamérica que tanto lo necesita.

¡Por el socialismo y la liberación nacional, a construir en cada facultad el paro universitario nacional!