12 de marzo de 2014

SOBRE LOS GRAVES HECHOS QUE SE PRESENTARON HOY EN LA U.N.




Hoy miércoles 12 de marzo del 2014 mientras transcurrían en aparente normalidad las actividades académicas y sociales dentro de la Universidad Nacional de Colombia, en medio de un aguacero terrible un hecho lamentable rompió esa cotidianidad: la presencia de alrededor de 6 hombres con pasamontañanas armados que intimidaban a la comunidad universitaria. Portaban como uniforme botas militares, impermeable negro y pasamontañas negro ó verde, además, varios de ellos llevaban de forma amenazante armas largas, con las cuales intimidaron a varios miembros de la Universidad, como lo informaron varios estudiantes a la dirección de Bienestar de la Facultad de Ciencias Humanas. 

Recorrieron el campus con aparente tranquilidad, haciendo paradas en cinco puntos de la universidad repartidos entre Sociología, Ciencia y Tecnología, la plaza Che y La perola. Con sus armas intimidaron a varios estudiantes, los requisaron contra la pared y además los hicieron desocupar sus maletas. Varios estudiantes que presenciaron esta situación, comentaron que los hombres no se identificaron, pero dijeron que “iban a limpiar la universidad, aquí no se viene a fumar”, aludiendo al consumo de drogas, a que no permitirían su venta, además de mencionar que no querían la presencia de "mamertos" y que seguirían pendientes rondando la universidad. A pesar de esta situación, la División de Vigilancia y Seguridad de la Universidad no fue alertada a tiempo, y la vigilancia privada no informo a la Universidad de forma inmediata de lo ocurrido. Al rededor de 30 minutos después, llegaron miembros de bienestar para recolectar la información necesaria de quienes fueron amenazados ó intimidados por estos hombres. 

Lo sucedido el día de hoy encaja en el uso de medidas violentas que generan terror en la comunidad, tristemente se asemeja a practicas históricas de aniquilamiento del opositor ó de lo que comúnmente se ha llamado “la limpieza social”, situaciones todas llevadas a cabo por las Fuerzas Armadas o los grupos paramilitares. Nos sumamos a todas las voces que se levantan hoy, desde la diversidad que compone la UN, para que estas lógicas no se repitan en nuestra querida universidad. 

Toda la situación genera desconcierto e incertidumbre, pues lo profundo de los hechos esta por averiguarse, de lo que estamos seguros es que el aire hoy en la Che estaba cargado de tristeza por una situación como esta. Para superar esta situación y reapropiarnos de nuestro campus con los colores y la alegría que lo caracterizan nos sumamos al llamado colectivo por desarrollar acciones de rechazo a este tipo de intimidaciones, empezando el día de mañana con diversas actividades culturales en las facultades de rechazo a la militarización y de convocatoria a la Cumbre Agraria. Actividades que buscan culminar con un concierto y una actividad de antorchas y velas por nuestra universidad. 

Para nosotros y nosotras, la Universidad debe ser un lugar de la lucha de ideas, de cara a las necesidades de la nación y no un botín de guerra ó un escenario de ella misma. Sin embargo, es necesario que en nuestro territorio no ingresen aquellos que quieren con temor, atacar un supuesto problema que ha sido generado por la misma situación nacional. Es el momento de que la comunidad decida sobre la universidad, sobre como atacar el inminente problema de la jibarización, no obstante, esto debe ser a partir de un debate abierto y concertado entre quienes vivimos los problemas, la comunidad, y no de actores violentos que no perciben el problema mas allá de “sacar a los fumones” de la U. Esta situación exige, entre muchas otras, que la comunidad este más unida que nunca pues en la Nacho están pasando cosas cada vez más graves, y solo juntos en medio de nuestras diferencias podemos retomar el rumbo de una universidad que se ve cada vez más consumida por su propia crisis.