29 de abril de 2014

DECLARACIÓN POLÍTICA DE LA ASAMBLEA GENERAL DE ESTUDIANTES DE LA UNIVERSIDAD DISTRITAL



DECLARACIÓN POLÍTICA DE LA ASAMBLEA GENERAL DE ESTUDIANTES DE LA UNIVERSIDAD DISTRITAL (28 DE ABRIL DE 2014)

Los estudiantes reunidos en la Asamblea General de la Universidad Distrital, del día lunes 28 de abril en la Facultad Tecnológica, manifestamos nuestro respaldo al Paro Nacional Agropecuario iniciado en el día de hoy por los permanentes incumplimientos del Presidente Juan Manuel Santos a este sector. Nos sumamos a la lucha, desde la defensa de un modelo de educación superior alternativo.

La crisis del campo, de la educación, e incluso de la salud, son consecuencias de unas nefastas políticas, que develan el despropósito del actual gobierno frente a las necesidades básicas de los colombianos. Estas crisis dejan claro los deseos de implementar, a como dé lugar, los Tratados de libre Comercio (TLC). Ya lo vivimos en el 2011, cuando apareció el Paro Nacional Estudiantil liderado por la MANE; y en el 2012 con las recomendaciones de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) que pretenden aterrizar de manera individual en cada una de las universidades. Y ya lo estamos viviendo hoy en la Universidad Distrital, en la que empezó la ejecución, en menor escala, de esa lamentable política de educación.

Esto se evidencia en la Universidad con la aprobación de los acuerdos 008 y 009, los cuales, fueron elaborados y aprobados de forma antidemocrática por el Consejo Superior Universitario, que desconociendo la crisis por la que atraviesa nuestra alma mater adaptaron la oferta académica de la institución a las necesidades del mercado laboral, con la creación de programas de educación virtual y a distancia, y de educación para el trabajo.

Dichos acuerdos desdibujan los principios, funciones, y la misión de una universidad pública. Además, eliminan o desarticulan a cuatro facultades emblemáticas: la Facultad Tecnológica, la Facultad de Medio Ambiente y Recursos Naturales, la Facultad de Artes ASAB y la Facultad de Ciencias y Educación. Agregado a esto, amenazan la permanencia de aquellos estudiantes que no tengan un promedio igual o superior a 3,5. Un promedio que no se exige ni en las mejores universidades del país.

La UNIVERSIDAD DISTRITAL ESTÁ EN CRISIS, no tiene un rumbo seguro, no tiene claro el modelo de universidad que debería manejar y es ciega del papel y la responsabilidad que supone ser la Universidad de la Capital. Y por si no fueran pocos estos males, el nivel de corrupción que carcome los escenarios donde se toman las decisiones están desmoronando a la Universidad.

Ante esta penosa situación, luego de procesos de movilización y discusión creados en las diferentes facultades. Y dado que los mecanismos, instancias y pronunciamientos ya han sido agotados, y agregado al contundente silencio del Consejo Superior Universitario, es evidente que nos vemos en la necesidad de hacer el llamado a un PARO INDEFINIDO EN LA UNIVERSIDAD DISTRITAL el cual tendrá como HORA CERO: el día lunes 5 de mayo a las 5 p.m., plazo máximo para que el Consejo Superior se pronuncie frente a las exigencias que hemos elaborado.

Establecimos un pliego único de peticiones que tendrá las banderas, y consignas de nuestros intereses. Existen tres puntos inamovibles para continuar con este periodo de cambio:

PLIEGO DE PETICIONES: (Los tres primeros puntos son fundamentales e inamovibles)

1. Derogatoria de los acuerdos aprobados por el Consejo Superior Universitario. Específicamente los acuerdos 008 y 009 de 2013

2. Garantías para elaborar una reforma universitaria de manera democrática, en donde se involucre la reforma estructural académico-administrativa, y se asegure la participación de la comunidad universitaria y bogotana.

3. Garantías académicas, políticas y democráticas, para que todas las facultades puedan terminar totalmente el semestre en curso. Esto incluye la desmilitarización de las sedes de la Universidad. Además, el cese a la persecución político-académica a estudiantes o compañeros de los diferentes estamentos que participan en este proceso de movilización.

4. Renuncia de todo el Consejo Superior Universitario, por impositivo, dictatorial, autoritario y totalmente alejado de la comunidad universitaria.

5. El pago del déficit del presupuesto de la Universidad, que asciende a los 191.000 millones de pesos. Y una solución eficaz al problema de infraestructura.

Por último, reconocemos y aplaudimos el trabajo realizado por la Facultad Tecnológica, que gracias a su movilización, protesta y propuestas, ha visibilizado en la opinión pública la crisis que afronta la Universidad Distrital. Enfatizamos en el total respaldo a estos procesos, haciendo de ellos una sola voz.