29 de abril de 2014

¿Y cómo están las calles?




Para los que se están preguntando porqué hay movimiento casi normal en las carreteras, porqué los campesinos y manifestantes no están reunidos y atrincherados sobre las vías; la repuesta es simple: Las vías están temporalmente secuestradas.


El día de hoy, 29 de Abril, intentamos llegar al punto de "concentración" más cercano a la ciudad de Tunja; Puente de Boyacá con el fin de cubrir la movilización campesina y hacer algunas entrevistas como El Rebelde–Medios alternativos. Fuimos parcialmente retenidos por miembros de la Sijin a los que posteriormente se les sumaron la Dijin,  policía contraguerrilla, policía de infancia y adolescencia, miembros del ejército nacional y de la defensoría del pueblo.
Con actitud amenazante nos advirtieron que no podíamos transitar libremente por la vía que conduce de Tunja a Bogotá en el sitio conocido como el alto del moral. Retuvieron nuestros documentos de identidad, nos requisaron y esculcaron nuestras pertenencias y además pretendían conducirnos a la "Remonta" con el pretexto de revisar nuestros antecedentes disciplinarios. Cabe aclarar que los miembros de la defensoría del pueblo nos incitaban a hacer caso de las exigencias que nos hacían los miembros de la Sijin.
A pesar de esto, logramos hablar con algunos labriegos del sitio, ellos expresaban que la fuerza pública tiene total control de la carretera con constante vigilancia, sin embargo, están convencidos, animados y firmes en su lucha, que también es nuestra, que es de todos. Nos expresaron su preocupación por que la policía nacional adelanta en la zona algo similar a un censo con el fin de saber cuántas personas la habitan y a que actividad se dedican. 
Estos hechos violentan el derecho a la libre movilidad, atentan contra la organización y movilización popular y al respaldo que nosotros como estudiantes y medio comunicativo estamos dando a esta.
A pesar de los hechos seguimos en pie de lucha; la voz del pueblo, de los indignados y  de los rebeldes jamás será acallada.
¡Que viva el paro agrario, étnico y popular!

EL REBELDE – MEDIOS ALTERNATIVOS.