7 de marzo de 2013

CONMEMORANDO EL 8 DE MARZO, LAS MUJERES CONSTRUIMOS PODER POPULAR



El mundo no va a cambiar el día que las mujeres lleguen al poder, sino el día que las mujeres tomemos conciencia que YA tenemos el poder
Marian Pessah
           
El 8 de marzo, dia de las mujeres trabajadoras, ha sido desdibujado entre rosas y chocolates, ha sido manoseado por el mercado y utilizado para vender, desconociendo su verdadero propósito: reconocer las justas luchas por la dignidad del trabajo de las mujeres.

Este es un dia para conmemorar las luchas que todas las mujeres trabajadoras del mundo han adelantado por generar condiciones dignas para sí mismas y otras mujeres; recordemos aquel marzo de 1857 donde miles de mujeres cocedoras del bajo Manhatan en Nueva York protestaron contra los miserables salarios, recordemos el marzo de 1867 en que las mujeres planchadoras de cuellos se movilizaron contra la explotación laboral, hagamos memoria de la Segunda Conferencia Internacional de mujeres socialistas en 1910 donde se propuso establecer un día para reivindicar los derechos de las mujeres trabajadoras. No olvidemos que en 1911, mientras se movilizaban 20 mil mujeres para exigir salarios dignos, murieron en un incendio 146 mujeres que trabajaban a puerta cerrada.

En este 8 de marzo hagamos memoria de los cientos de años que las mujeres hemos trabajado en el cuidado de la humanidad a través del trabajo en los hogares sin remuneración alguna. Y reividiquemos el trabajo campesino, obrero, doméstico e intelectual de las mujeres, que ha sufrido del desconocimiento e invisibilización por parte de la historia formal de la humanidad.

Es en este proposito político y ético que nos hemos propuesto luchar por la erradicación de todas las formas de violencias contra las mujeres, como elemento necesario para la emancipación de la humanidad. Porque las mujeres estamos llamadas a caminar como pueblo colombiano por la emancipación de nuestras vidas y la de todas las personas explotadas y oprimidas de Colombia.

En dicho propósito impulsamos acciones colectivas a través de la campaña permanente nacional por el “El derecho a existir, pensar y decidir”, pretendiendo visibilizar las condiciones de violencias a las que se enfrentan las mujeres, para generar mecanismos reflexión y  prevención. Buscando aportar transformaciones reales en la sociedad, reivindicando soberanía sobre nuestros cuerpos y territorios, sobre nuestra tierra y los productos de nuestro trabajo.

De igual forma desde le Congreso de los pueblos, escenario surgido al calor  de las luchas los movimientos populares, sociales y políticos de Colombia,  avanzamos en legislar y mandatar desde las necesidades del pueblo, una propueta de país con vida digna para todas y todos.

Porque las mujeres hemos recorrido un largo camino en la lucha por nuestros derechos, pero aun nos falta mucho más que recorrer y porque solas no podemos; en este 8 de marzo y desde este camino de resitencias y luchas hacemos un llamado a las organizaciones sociales de todo el país a exigir con nosotras condiciones dignas de trabajo, como pensamiento y existencia para las mujeres.
           

Vamos todas al Congreso de Paz,
Construyamos juntas y juntos el Congreso de Mujeres de los pueblos

Que el país de abajo legisle. Que los pueblos manden.
Que las mujeres construyan y sean poder.
Que camine la palabra.


Confluencia de mujeres para la acción pública
Campaña permanente "Por el derecho a existir, pensar y decidir"
Marzo de 2013