27 de marzo de 2013

El Congreso Nacional de Paz fortalecerá el mandato popular de vida digna y justicia


El congreso de los pueblos sigue avanzando por la construcción de vida digna y paz para el pueblo colombiano


German Roncancio Jiménez, docente e integrante de la Red de Universitarios y Universitarias por la Paz, y vocero del Congreso de los Pueblos aseguró durante la X Comisión Política de la organización, que el Congreso Nacional de Paz a realizarse en abril, posibilitará decirle al país y al mundo cómo el movimiento social entiende la paz.



Este sábado 23 y domingo 24 de marzo, la Comisión Política del Congreso de los Pueblos se reúne en Neiva (Huila) por décima ocasión para analizar los avances que han venido precisando el Congreso Nacional de Paz, escenario en dónde también participan procesos como Comosoc, Planeta Paz, Anuc, Uso, Ruta Pacífica de Mujeres, Coordinador Nacional Agrario, Movice, Pcn, Minga Juvenil, Tejuntas, Identidad Estudiantil, Fcspp, Instituto Nacional Sindical, Fuera Común, Obreros afiliados a la Central Unitaria de Trabajadores, entre otros.
“La forma en que entendemos la coyuntura y proponemos una agenda de paz desde los sectores sociales, caracterizará el Congreso Nacional de Paz”, afirmó Germán Roncancio antes de mencionar que la propuesta de paz integral planteada desde estos sectores, es construida a partir de las causas históricas del conflicto social y armado, no resueltas aún.
Insumos discursivos de encuentros anteriores como los de tierras y territorios, educativo y de mujeres, junto con aquellos generados en las regiones Nororiente, Centro, Magdalena Medio, Suroriente, Eje Cafetero y Caribe en el marco de los Congresos Regionales de Paz, serán utilizados en función de orientar el trabajo de las mesas temáticas instaladas en abril: propuesta de paz integral para un nuevo país, escenarios y caminos para la paz, acción social y política de paz.
Por otro lado, las relaciones políticas y de hermandad con organizaciones internacionales, son reconocidas desde el movimiento social colombiano como fuerzas sociales determinantes en la lucha por la paz.
Finalmente, en Neiva la Comisión Política revisará el estado de los mandatos del Congreso de los Pueblos, establecidos en octubre del año 2010, y construidos desde el poder popular y la confluencia de luchas, entre los que se encuentra el mandato de vida, justicia, y caminos para la paz, que declara: “es imposible construir un país para todos y todas sin hacer una apuesta por la paz y la justicia. La esencia del conflicto la constituye el desequilibrio social y natural que el modelo dominante ha producido, por tal razón, nuestro marco para pensar su superación no es coyuntural ni parcial, parte del carácter de la vida misma y la dimensión de sus relaciones”.
El Congreso de los pueblos reitera la importancia que deben adquirir las conversaciones de paz a partir de la discusión y construcción de propuestas, cuando tiene lugar entre más de dos actores, es decir, cuando estas incluyen a las demás insurgencias y por supuesto, al pueblo organizado y a la población en general.