14 de marzo de 2013

Llamamiento del Encuentro Nacional de Educación para la paz a la sociedad colombiana


Congresistas populares, expresiones educativas, estudiantes, trabajadoras, educadores
populares y maestros nos dimos cita los días 8 y 9 de marzo en la Universidad del Valle
en Cali, con el objetivo de comprender cuál es la relación de la educación con el conflicto
social, político y armado en Colombia, con miras a poder definir los caminos en la
búsqueda de un país para la paz y la vida digna a través de los cambios en lo educativo.
El conflicto social y armado que vive nuestro país se refleja en muchas formas
de carácter político, económico, cultural, social y también en la educación, una educación
que se enmarca en el sistema capitalista y patriarcal y reproduce las lógicas de exclusión,
competitividad, individualismo a partir de una política educativa generadora de violencia
que permite la materialización del proyecto neoliberal en Colombia, anclando en las vidas
de los y las colombianas una perspectiva de educación para la guerra que perpetué el
estado actual de las cosas.

Contrario a esa propuesta de educación para la guerra y el egoísmo, tenemos como
objetivo potenciar y construir una perspectiva de educación que se vincule con el proceso
de transformación en el país, permitiéndonos desarrollar y articular apuestas que retomen
la educación popular, propia y liberadora, caminado hacia la materialización de una
educación antipatriarcal, decolonial que aporte en el forjamiento de sujetos emancipados
y éticos que construyan nuevas sociedades para la vida digna.

La paz la concebimos como un proceso en construcción que parte principalmente por la
participación del pueblo colombiano en la toma de decisiones y transformaciones que
requiere el proyecto de la paz. Puesto que las causas del conflicto son de tipo estructural,
la paz pasa necesariamente por la solución a estas problemáticas históricas que no nos
han permitido vivir en armonía, este camino será largo y requerirá de un avance
progresivo que nos permita ir ganado pequeñas victorias políticas que acumulen y
permitan la construcción de poder popular. Por último la paz implica un cambio cotidiano y
permanente que afiance unos nuevos valores en beneficio de los intereses comunes, el
trabajo colectivo y la vida.

Ante la crisis de la educación que vivimos y el afianzamiento de las políticas neoliberales,
llamamos a la unidad de los diferentes procesos educativos con el objetivo de irnos
constituyendo como bloque fundador de un MOVIMIENTO EDUCATIVO NACIONAL que
aglomere los esfuerzos políticos, organizativos y de movilización en una fuerza social y
política que se dispute objetivos iniciales como la dignificación docente a partir de la
lucha contra el estatuto docente; la protección de los DDHH hacia la comunidad
educativa ante la oleada de amenazas, detenciones y asesinatos; la construcción y pelea
de una ley alternativa por una nueva universidad; la garantían del derecho a ser objetores
de conciencia ante el servicio militar obligatorio, entre otras problemáticas que iremos
definiendo en el camino.

Vale la pena insistir también, que este proceso lo construimos todas las personas desde
nuestras expresiones de base, territoriales y sectoriales; que le dan vida a un gran
Proyecto de Educación Revolucionario que confronte a la educación actual. Para avanzar
en este propósito proponemos impulsar la conformación de una Red Nacional de
educación por la paz, que nos permita articularnos de forma amplia en la denuncia y
protesta, articulándose a un gran movimiento por la paz.

El Mandato Educativo de los Pueblos, se compromete a fortalecer los escenarios de
unidad de las luchas educativas actuales como la MANE, FECODE y el reciente Frente
Nacional Secundarista, entre otros procesos de resistencia que construyen y desarrollan
propuestas de educación para la vida digna.

Convocamos a continuar este proceso de construcción de MANDATO EDUCATIVO,
participando de la agenda social de movilización que los diferentes procesos populares
actualmente impulsan. Es preciso comprometernos en los próximos Congresos
Regionales para la Paz y el gran Congreso Nacional de Abril en los que presentaremos la
síntesis del camino recorrido durante los últimos años.

Ratificamos la necesidad de participar en el Primer Encuentro de Experiencias de
Educación Popular y Propia a realizarse en el segundo semestre del presente año y a
movilizarse el 20 y 21 de marzo por la defensa de la educación pública articulado al
proceso magisterial y estudiantil, como también en la Jornada Nacional de Educación
para la vida digna durante la semana del 15 de mayo, en conmemoración a la semana de
la dignidad de las y los maestros en Colombia.

Finalmente el Encuentro Nacional de Educación para la paz hace un llamado a toda la
sociedad colombiana a hacerse partícipe en la construcción de una propuesta de
educación que recoja los diversos saberes y sentires de los distintos sectores de la
educación formal y no formal, y a que se comprometan en la edificación de un proyecto
educativo que contemple la acción política y de movilización en aras de la paz para
Colombia.

PUEBLOS CONSTRUYENDO EDUCACIÓN PARA LA VIDA DIGNA
ENCUENTRO NACIONAL DE EDUCACIÓN
PARA LA PAZ Y LA VIDA DIGNA