6 de agosto de 2013

Recomendaciones para el estudiante nuevo de la UN sede Bogotá




Al ser admitido a la Universidad  Nacional usted ha pasado a ser de una minoría, claro está no es de la minoría que se reparte  las tajadas del presupuesto público o del círculo de amigos que se turna  en el poder.  NO, usted ahora hace parte del pequeño grupo de colombianos que tiene la oportunidad de estudiar en una universidad pública, y si bien ser de este grupo le trae ciertos privilegios, también conlleva grandes responsabilidades.

De cada 100 colombianos 93 pueden entrar a primaria, de ellos sólo 70 continúan en secundaria, pero sólo la mitad  terminan once. De  esos 35 solo 12 entran a la educación superior, de los cuales 6 lo harán en instituciones públicas y sólo 1 entrará a la Universidad Nacional. Así que siéntase feliz por lo que ha logrado, pero no olvide que detrás de usted quedaron decenas de personas.

Lamentablemente no entra a una universidad perfecta, el olvido del Estado, la corrupción y muchos otros problemas, serán cosas que verá a lo largo de su estancia en la universidad. A pocos pasos de la biblioteca le ofrecerán droga, tendrá que ver clases hacinado y si su ubicación socioeconómica no es baja olvídese del auxilio de transporte o de alimentación.

Por eso para que su estancia en la universidad sea lo más larga y duradera le tenemos las siguientes recomendaciones:
-          Caiga a las jornadas de inducción alternativa: En ellas se muestran aspectos de las vida universitaria que no se dicen en la oficial
-          No tome su carrera como una competencia: Ayude y pida ayuda a sus compañeros, gracias al P.A.P.A la perdida de la calidad de estudiante es más alta en los primeros semestres.
-          No hay subsidio de copias:  Si no puede comprarlas pídale ayuda a un compañero de su semestre o semestres superiores, si puede comprarlas préstelas y dónelas al final del semestre.
-          Hagamos que la universidad sea mucho mejor que cuando usted entró: Acérquese a los grupos que hay en la universidad, indague, proponga y participe.
-          No coma entero ni al gobierno, ni a los profesores, ni a las organizaciones, construya su propio pensamiento.
-          Ayúdenos a que la universidad no se convierta en una olla: no compre, ni consuma droga dentro del campus.
-          Mostrar el carné a los celadores no es obligatorio: no ayude a reproducir la idea del control policivo dentro del campus.
-          Cargue papel higiénico: los baños nunca tienen.
-          Camine alejadito de la torre de enfermería y del edificio de arquitectura (uno nunca sabe)
-          En caso de crisis existencial: hable con sus amigos o vaya a bienestar a la parte de asesoría psicológica, el suicidio no es una opción y menos desde el CYT .
-          Sí decide echar piedra: hágalo porque tiene argumentos y no por quemar adrenalina.
-          Al igual que en todo el mundo, en la universidad también roban: no descuide sus objetos personales, pues las cámaras son para seguir capuchos pero no ladrones.
-          Caiga a las asambleas: no le coma entero a quienes dicen que no sirven para nada (Si después de caer piensa que no sirven trate de aportarles)