15 de septiembre de 2013

LA LLEGADA DE STARBUCKS A COLOMBIA

¿Otro de los “logros” del TLC con EE.UU?

De nuevo el país cae ante una de las multinacionales del café más influyentes del mundo, sin importar cómo esté la coyuntura nacional con respecto al agro en Colombia. De nuevo, gracias a estos tratados que ponen en bandeja de plata al país, seguimos vendiendo nuestros productos sin recibir ningún beneficio a cambio, mientras los campesinos y pequeños productores siguen cayendo en la bancarrota y en la miseria a la que los han obligado a estar. Ahora, con la llegada de Starbucks a Colombia se cierra un ciclo importante para esta empresa; y es la captación total del mercado. Es un triunfo que le ha “costado” a la empresa 42 años desde su fundación, pues el logro de poderle vender el café a su principal vendedor, es decir, lo compro barato y se los vendo, a ellos mismos, más caro. Para muchos esta idea de negocio es perfecta, pues nos venderán un café “Gourmet” comprado a precio de Baratex, ahora esperemos a ver cuántos colombianos son capaces de pagar estos precios.

Podría pensarse que la astucia de estos empresarios no tiene igual, pero ¿esto es lo que se les prometió con un TLC a los cafeteros?, pues ahí sí la respuesta tendríamos que pedírsela a la gente de Starbucks y esperar qué dice el gobierno colombiano. Porque ahora no pueden justificar el desacuerdo del pueblo diciendo que el TLC es bueno y traerá progreso,  y que las contras que se le encuentran es pura paranoia comunista sin sentido. Ahora todos los que estábamos y estamos en contra de la firma de este tratado esperamos que nos justifiquen, porque ahora la “paranoia” es colectiva.

Es hasta chistoso, además de indignante cuando el presidente de Starbucks Howard Schultz dice No vinimos a competir”; pues con este ‘cuentazo’ Blockbuster ingresó a Colombia. Ellos decían que lo último que querían era competir con las tiendas de video de los barrios, y dicho y hecho; nunca compitieron, pues estas tiendas no estaban al nivel de esta multinacional, lo que generó entre otras cosas el cierre y la quiebra de las tiendas en la época; al igual que Éxito con sus exitosas tiendas Express, las cuales sólo han traído menores ingresos y una competencia desproporcionada, ya que las tiendas de barrio del país y en especial las de Bogotá no pueden competir con precios de esta mayorista del mercado.

Ahora, hay que tener en cuenta que esta empresa ha sido investigada por múltiples casos denunciados contra el medio ambiente. Un ejemplo es el caso conocido de que esta empresa tiene una política de higiene absurda, en donde sus grifos deben estar abiertos todo el tiempo en sus 10.000 sucursales, se dice que con la cantidad de agua malgastada por Starbucks cada 83 minutos podría llenarse una piscina olímpica, es decir, esta compañía malgasta 23 mil litros de agua al día. Ahora tendremos que esperar para ver cómo el gobierno les dará beneficios, en vez de exigir procesos amables con el ambiente.

Se espera que la llegada de Starbucks a Colombia sea un hito para que el gobierno se dé cuenta de que los cafeteros colombianos están, y estarán, en la cuerda floja siendo arrastrados cada vez más por la miseria generada por las pocas ganancias que les deja la producción del grano, del cual nos jactamos diciendo que es el mejor del mundo cuando su calidad es cada vez más baja por falta de apoyo a este sector. Ojalá se invierta en el agro del país y se garantice el cumplimiento de los beneficios brindados por el Estado, pues como dice el representante del Movimiento por la Dignidad Cafetera, ahora hay más de 200 mil familias sumidas a las pocas ganancias que hay en el campo, al punto de que las fincas están siendo cerradas y los trabajadores botados, porque ya no hay con que mantener una producción eficiente. Según los cafeteros, no todas las familias que trabajan con el café están recibiendo los subsidios del gobierno y los que lo reciben no les alcanza para producir. Ahora preguntémonos sobre la llegada de Starbucks ¿quién es o sería el mayor beneficiado por esta crisis agraria? La respuesta es evidente con la política del actual gobierno colombiano, lo cual vemos que no se muestra interés en que esto cambie. Así, con el ingreso de multinacionales a “solucionar” los problemas agrarios, la vida de nuestros campesinos será cada vez más precaria.

Por la llegada de Starbucks a Colombia, queremos expresar nuestra indignación y nuestro desacuerdo como colombianos conscientes de nuestra realidad y conscientes de lo que implica el ingreso de una nueva multinacional al país. Además de que estamos seguros de que con la idea de creernos gringos o europeos y sentirnos del “primer mundo”  abundarán los zombis, que sin pensar primero en consumir café nacional, irán a tomarse fotos para publicarlas en Facebook en las instalaciones de esta empresa. Los colombianos, como siempre, cada vez menos colombianos y cada vez más agringados.

Así entonces decimos e invitamos:

¡NO SEAS COOL, CONSUME PRODUCTO LOCAL, TOMA CAFÉ COLOMBIANO!
¡DILE NO A STARBUCKS!