4 de mayo de 2012

COMUNICADO URGENTE A LA CLASE TRABAJADORA Y COMUNIDAD EN GENERAL DE PUERTO GAITAN


La soberanía nacional usurpada y la clase trabajadora sometida a la esclavitud por las
multinacionales.
El cambio de los grilletes por un salario miserable.

Hace más de 12 años, las multinacionales como Pacific Rubiales Energy PRE – Meta Petroleum Corp. (canadiense) y Cepcolsa (española), arribaron al Departamento del Meta, municipio de Puerto Gaitán, para explotar el recurso preciado por las sociedades consumistas, el petróleo, también conocido como el oro negro.

Con la aceptación y complacencia del Gobierno Nacional, y complicidad de la administración municipal, las multinacionales convirtieron el territorio nacional en propiedad privada, 174.000 mil hectáreas de nuestro territorio fueron entregadas a PRE y aún permanecen bajo control y subordinación de la multinacional, las vías nacionales, principales y secundarias han sido privatizadas, y no permiten el libre ingreso de las comunidades que viven en el sector y sociedad en general, siendo sometidos a requisas, tratos degradantes e indignos para poder acceder a sus viviendas, negándoles en muchas ocasiones el ingreso.

Luego de que las multinacionales se apropiaron de nuestro territorio y violar el derecho fundamental a la libre locomoción; continuaron con la violación a la Legislación Laboral Colombiana, creando nuevas reglas en la relación contractual con sus trabajadores a través de empresas contratistas, temporales y otros mecanismos de tercerización laboral, donde las jornadas laborales alcanzaban las 18 horas, los niveles de hacinamiento en los campos petroleros han sido abrumadores, los tratos indignos a los trabajadores son permanentes, el acoso laboral pareciera estar implícito en los contratos, la alimentación se puede calificar como degradante, se incumplen las normas de salud ocupacional, los salarios miserables no compensan el esfuerzo, los trabajadores realizan sus labores en situación permanente de peligro, sin contar el altísimo costo de vida en la industria del petróleo, entre otros.

Es así, que el municipio de Puerto Gaitán soporto más de 12 años de impunidad y silencio, frente a las agresiones y violaciones de estos gigantes de la economía extractiva petrolífera. La comunidad y trabajadores, entendimos que el recurso petrolero esta bajo nuestro territorio, que el petróleo es nuestro, como también la soberanía del Pueblo Colombiano. Nuestra lucha es por hacer cumplir las leyes y garantías laborales reivindicadas, las conquistadas por las luchas de nuestros antepasados, contra las multinacionales, la cual no depende de la voluntad de un gobierno, sino de la voluntad del pueblo.

A mediados del año 2011, el pueblo de Gaitán da muestra de su empuje, verraquera, valentía e indeclinable decisión y avanzar hacia una sociedad humana, solidaria y digna, en contra de políticas de agresión de las multinacionales que pretenden someter la clase trabajadora. La comunidad y los obreros, encaminan sus pasos, con sacrificio, lucha, resiste y exige cumplimiento de las leyes colombianas, como de nuestra Constitución Política. Ante las, negativas de las multinacionales en complicidad con Gobierno Nacional, se toma la decisión de entrar en asamblea permanente de los trabajadores y cesar actividades laborales, interrumpiendo la producción diaria de 250 mil barriles de crudo. Como resultado, el gobierno nacional y las multinacionales, crean escenarios de negociación permitiendo algunos avances reivindicatorios de derechos laborales, para paralelamente despedir sin justa causa, incumpliendo los acuerdos firmados por las partes, en forma estratégica y engañosa, a más de 5000 trabajadores afiliados a la organización sindical Unión Sindical Obrera de la Industria del Petróleo - USO.


En el proceso de despido masivo de los trabajadores afiliados a la USO y la nueva contratación de personal, ajeno al conflicto social y laboral del Municipio de Puerto Gaitán, PRE crea una alianza con el sindicato patronal de la UTEN auspiciado por la Confederación General del Trabajo – CGT, sindicato que se convierte en la mano derecha de la multinacional, siendo cómplice de la violación al derecho de asociación, violación al derecho al trabajo, violación de las normas laborales y derechos fundamentales en Colombia, que ha llegado a tal punto de imponer la obligación a los trabajadores de afiliarse a la UTEN, para poder ingresar a laborar a los campos de PRE.

Expresamos a la comunidad y a la clase trabajadora de Puerto Gaitán, que un sindicato es para organizar, luchar, velar por los intereses comunes y buscar mejorar la calidad de vida de los trabajadores; y no para servir a los intereses de las multinacionales, ser intermediador laboral o convertirse en patrón contratista de PRE.

A partir de los despedidos masivos de los trabajadores afiliados a nuestra organización sindical y las seguidas restricciones a campo (vetos) impuestas por PRE a la clase trabajadora inconforme, comenzamos una tarea titánica de denuncia nacional en los diferentes entes del estado como la personería, Ministerio del Trabajo y Juzgados ordinarios que se encuentran en trámite, respaldo jurídico a los compañeros perseguidos por PRE, demandas internacionales ante la Organización Internacional del Trabajo – OIT, debate de control político en la Cámara de Representantes y Senado; y la denuncia ante el Tribunal Mundial de Libertad Sindical que están programados para el mes de mayo del 2012. Acciones Jurídicas y políticas, a las que tendrán que responder PRE y CEPCOLSA ante el pueblo Colombiano; visibilizando de esta manera las violaciones de los derechos laborales y fundamentales en el Municipio de Puerto Gaitán en todos los niveles.

Sin duda alguna hemos avanzado en la conquista y reivindicación de algunos derechos laborales. La historia de Puerto Gaitán se dividió en dos, antes de la llegada de la USO y después de su llegada. La memoria histórica no nos deja mentir, en el pasado las multinacionales maltrataban a la clase trabajadora sin ningún tipo de control o rechazo alguno. Ahora, hemos dado pasos agigantados para hacer respetar nuestros derechos en la búsqueda de dignificar la fuerza del trabajador y mejorar su calidad de vida, que se traduce, en salarios coherentes con la riqueza de la industria del petróleo, su actividad de alto riesgo y el respeto al honor y dignidad del trabajador.

Muy pronto estaremos presentes, cerca a los campos petroleros de Rubiales, para acompañarlos, asesorarlos y exigir de la mano, las garantías laborales que nos hace falta por conquistar. La USO en ninguna medida, ni proporción, se ha vendido a las multinacionales. Somos un sindicato de y para los trabajadores. Juntos libraremos las luchas que sean necesarias, aprendiendo de los errores del pasado, como confiar en los compromisos del Gobierno Nacional y de las multinacionales.

Se ha levantado el pueblo de Gaitán para no volver a callar, invitamos al departamento del Meta, a la Clase Trabajadora, obrera y popular, a exigir nuestros derechos, a luchar hombro a hombro por nuevas conquistas y reivindicaciones, por la soberanía nacional y dignidad popular.


Obreros, campesinos, estudiantes, indígenas, comunidad, Otra Colombia es Posible...
Todas y Todos, unidos, juntos a Luchar…
Terminemos lo que comenzamos…
La lucha continua…
VIVA LA COMBATIVA UNION SINDICAL OBRERA

Redacto USO – Meta, 03 de mayo del 2012.