31 de mayo de 2012

Sobre la elección de representantes estudiantiles en la Universidad Nacional de Colombia



Desde hace varias semanas, en las diferentes sedes de la Universidad Nacional, hemos vivido una gran campaña electoral para la elección del representante estudiantil al CSU. Con este texto, pretendemos generar una serie de reflexiones acerca de este proceso.
En primera medida,  estas campañas no tienen nada que envidiarle a la política tradicional colombiana: los volantes, los carteles, los rostros, el rojo y el azul, se convirtieron en cosas mucho más importantes que las propuestas, las cuales brillan por su ausencia. Se ha hecho evidente en diferentes espacios, que en los candidatos a la representación estudiantil, no hay mucho más que sobrediagnósticos de la situación de la Universidad y apologías a la unidad estudiantil .Abriendo espacios para el optimismo, y suponiendo que las propuestas existan ¿Cómo se construyeron? ¿se construyeron con los estudiantes?.
Construir democracia universitaria, no implica solamente exigir la recomposición de los órganos colegiados, la democracia universitaria, implica cuestionar las formas de representación existentes, salirse de los moldes de la “democracia” existente, construir representaciones que vean a los estudiantes como más que un voto, representaciones que realmente representen; de lo contrario (como pasa el día de hoy), no se estará haciendo nada diferente a legitimar lo existente: la antidemocracia del CSU.

UNIVERSIDAD PÚBLICA RESISTE