23 de julio de 2012

El Rio Sumapaz, siguiente presa de Egemsa



La multinacional Egemsa, no satisfecha con El Quimbo, vuelve a retomar el megaproyecto de hace 4 años cuando deseaba construir  14 minicentrales y un embalse a lo largo del río Sumapaz, plan que fue detenido por  alarmar a la comunidad. Pero este no es un impedimento para la transnacional, ya que ahora al replantear el proyecto, construiría en el recorrido de 50 Km del río, 8 minicentrales. 

Al volver a sentir el peligro que posee el río y los habitantes cercanos a este, más de 600 personas se han reunido para la realización de foros, para debatir y aclarar todos los impactos ambientales y sociales que tendrá la construcción de esta hidroeléctrica.

Sin embargo, Egemsa y el gobierno hacen oído sordos y solo esperan que la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA) acepte el estudio que terminaría este año, y de la respectiva licencia a la iniciativa y así llevarla acabo. Por esto mismo, la comunidad ha aumentado su incertidumbre por el futuro que les espera.

 Ante tal proyecto, que es de saberse que bajo la mascara de prosperidad y desarrollo que imponen, nunca traerá nada bueno, sino que a costa del dolor y sufrimiento de cientos de familias,  la destrucción de ecosistemas, la extinción de cientos de especies de flora y fauna, entre otras atrocidades que ansían cometer, sus bolsillos cada vez más se engordaran, dejando así a la población y a la biodiversidad de Colombia en total pobreza.