7 de julio de 2012

Miner@s irán a hulega en el Cesar


Los trabajadores de la mina de Carbón de Glecón en el norte del césar irán a huelga. Los mineros de La Jagua rechazan las pésimas condiciones laborales y el detrimento del salario. 

Las grandes explotaciones de carbón en el Cesar tienen en ‘jaque’ al medio ambiente en este Departamento. Las poblaciones cercanas a los yacimientos ya no aguantan más, varias personas han protestado y algunas manifiestan estar afectadas en su salud, consecuencia de los altos niveles de contaminación que se registran en la zona.

Ante esta grave situación ambiental, la secretaria de Minas seccional, indicó que las emisiones del polvillo del carbón exceden los topes permitidos. Señaló que de acuerdo con la Resolución 610 del 24 de marzo de 2010, según reza en el parágrafo transitorio del artículo segundo, establece los topes permisibles, los cuales se superan en este territorio. No obstante, el gobierno no ha hecho mayor esfuerzo por detener los abusos ambientales de esta empresa, como la contaminación, obviando el saqueo de nuestros recursos naturales.
 
Sin embargo, la cuestión ambiental no es la razón fundamental de la huelga, sino la explotación que día a día viven miles trabajadores y trabajadoras por esta empresa. La multinacional cuenta con mil trabajadores directos y a más de dos mil subcontratados, a quienes no les brinda seguridad laboral y son despedidos con cualquier excusa. Además de esta situación, las y los trabajadores se encuentran en una alta condición de vulnerabilidad ante el medio ambiente ha ocasionado graves enfermedades en varios trabajadores, quienes han sido despedidos por la empresa, sin buscar una posible reubicación laboral. 

Por otra parte, los y las trabajadores de SINTRAMIENERGETICA seccional la jagua, denuncian la persecución sindical que ha emprendido esta multinacional contra las directivas del sindicato, un ejemplo claro de ello fue el despido a la compañera CLARIBEL PEREZ CORDOBA, quien ostenta el beneficio de fuero sindical ya que se desempeña  como secretaria de organización  de la junta directiva nacional y fue despedida una hora después de habérsele notificado a la empresa su elección. A este caso se le suman la situación de levantamiento del fuero sindical a varios y varias trabajadoras para lograr disminuir la organización y lucha sindical. 

Después de 40 días de negociaciones, los trabajadores votaron por unanimidad la huelga, luego de llegar a un acuerdo en los puntos de negociación para mejores salarios y condiciones de trabajo; levantando enérgicamente la lucha de la clase trabajadora colombiana y los abusos que las empresas multinacionales cometen frente a esta.