18 de julio de 2012

INDÍGENAS NASA NO QUIEREN AL EJÉRCITO EN SU TERRITORIO





Este martes, los roces entre la comunidad indígena Nasa y el ejército en la región del Cauca parecieron llegar a su punto más álgido cuando indígenas desalojaron a algunos de los soldados que se encuentran en su territorio ancestral y los obligaron a abandonarlo.
Durante la última semana indígenas, Fuerza Pública y guerrilla han protagonizado varios enfrentamientos.
Los indígenas nasa, que se han declarado neutrales en el conflicto armado en Colombia, habían dado un ultimátum para que la guerrilla y el ejército salieran de su territorio.
El Ejército, tras la orden del presidente Juan Manuel Santos de “no ceder un solo centímetro”, no se retiró, por lo que más de mil indígenas se desplazaron a una base militar en el municipio de Toribío y se enfrentaron a los soldados.
Viejo reclamo
La demanda no es nueva: el pueblo Nasa viene exigiendo la salida de todos los actores armados de su territorio desde hace tiempo.
Y el reclamo empezó a adquirir mayor fuerza hace casi exactamente un año, luego que el gobierno colombiano decidiera responder a un anterior ataque contra la estación de policía de Toribío aumentando significativamente su presencia militar en la zona.
El poblado ya había sido blanco de las FARC en numerosas ocasiones: más de 600, según estimaciones del anterior alcalde, Carlos Banguera.
Pero el ataque de julio del año pasado fue presentado por algunos como evidencia del supuesto resurgimiento de las FARC durante el gobierno del presidente Santos. Y las autoridades decidieron reaccionar.
Desde las 5:00 a. m. de este miércoles el Esmad de la Policía comenzó la operación de desalojo de los indígenas de la base militar del cerro Berlín, en zona rural de Toribío, Cauca.
Los agentes del Esmad mantienen el control en la zona mediante el lanzamiento de gases lacrimógenos, con los cuales evitan que los indígenas que continúan en los alrededores vuelvan a tomarse la base militar que se encuentra al pie de tres antenas de comunicaciones.
Los agentes de la Policía impiden el ascenso al cerro, incluso, de los medios de comunicación y la Defensoría del Pueblo, que desde esta mañana intenta llegar a la base militar. La tensión ha aumentado en los alrededores de la base militar, donde un indígena amenazó con incendiar el cerro El Berlín si se continuaba con el lanzamiento de los gases lacrimógenos.
COMO SALDO DE ENFRENTAMIENTO LOS HERIDOS DURANTE DESALOJO DE FUERZA PUBLICA A INDÍGENAS SON 23, DOS HERIDOS CON ESQUIRLAS, 1 HERIDO POR BALA, 1 CAPTURADO, 
1 MUERTO.