16 de febrero de 2013

DENUNCIA PÚBLICA DE LA VIOLACION DE LOS DERECHOS HUMANOS EN FORMA SITEMATICA EN CAJAMARCA TOLIMA FEBRERO DE 2013.


Documento enviado por colectivo socioAmbiental Juvenil Cajamarcuno (COSAJUCA)


El colectivo socio-ambiental juvenil de Cajamarca COSAJUCA expresa a la comunidad internacional, nacional, regional y local el inminente peligro que corre cada un@ de l@s integrantes de esta colectividad en el ejercicio de defender la tierra y la cultura de nuestro municipio. Desde que el colectivo nace en el 2009, hemos tenido dificultades con la fuerza pública (policía y ejército) y por supuesto con los gobiernos locales. Muestra de esto son los intentos de sabotaje a eventos realizados en el marco de la defensa del territorio con dinámicas artísticas y deportivas, hecho que fue denunciado con la ONG ikv pax crhisti. Otro saboteo fue el intento de cancelar un evento artístico y cultural denominado La jornada por la defensa de la madre tierra, el cual desde su planteamiento no tuvo eco en el gobierno local hasta tal punto que se nos prohibió realizarlo en el parque municipal.

Lo que mas nos preocupa en estos momentos es la forma como intentan amedrentar este proceso juvenil de resistencia y lucha por medio de la fuerza. Primero llegaron las cámaras de “la seguridad democrática anglogoldlista” que violan el derecho a la intimidad de cada persona que vive cerca a sus oficinas, con ellas se incrementa el pie de fuerza, primero la presencia de un comando de la sijin, cuya tarea supondríamos es la de velar por la seguridad de la ciudadanía, pero su quehacer real ha sido el de atropellar las integridades físicas y psicológicas de las personas que frecuentamos el único sitio del municipio donde se puede uno sentar un rato y no le cobran, el parque municipal. Aquí se ha practicado la doble moral y la amnesia colectiva que tienen nuestras “autoridades” donde están prestos para reprimir todo aquel que consuma sustancias alucinógenas, pero paradójicamente este comando de la sijin no ha realizado al menos un desmantelamiento de algún expendedor y mucho menos ha hecho la inteligencia veraz que se necesitan en estos casos porque mientras se reprime el consumo de marihuana y perico a los jóvenes de Cajamarca se apadrina y protege el consumo de las mismas sustancias de empleados de la multinacional y de funcionarios públicos de la alcaldía. 
Ya instalado el comando de la sijin, se le suma mas presencia militar tanto del ejercito como de la policía metropolitana de Ibagué (esto para la parte urbana, la zona rural tiene otras dinámicas). L@s integrantes de COSAJUCA hemos sido victimas de la conjugación de todos estos elementos y aparatos represores mediante: requisas diarias, tratos intimidantes por parte de policías y soldados, retención ilegal de documentos y de personas en el calabozo y base militar de Cajamarca, persecución, señalamientos, estigmatizaciones y amenazas.
Uno de estos casos fue el sucedido al compañero Daniel Humberto Sánchez integrante de la colectividad:
El compañero fue brutalmente golpeado por dos policías de la metropolitana de Ibagué, fue amenazado hasta tal punto que sus padres no tuvieron más remedio que firmar un documento que los absolvía de toda responsabilidad frente al caso. Las fotografías tomadas en el hospital Santa Lucia extrañamente desaparecieron, es decir toda prueba del maltrato a nuestro compañero por parte de los policías con placas 65720 y 220993 no existe. El colectivo en solidaridad con nuestro compañero se pronuncia y se intenta denunciar por medio del comité de derechos humanos del Tolima pero por falta de pruebas la denuncia no se puede concretar.
Desde ese momento se agudiza la persecución por parte del ejército y la policía, mediante retenciones de 7 y 8 horas en la base militar del municipio y las constantes requisas e intimidaciones por parte de los mismos policías agresores. Sucedieron varios casos pero nos referiremos al ocurrido recientemente, después de una reunión de carácter ambiental y de derechos humanos realizada el dia 13 de febrero tres compañeros del colectivo fueron violentados con palabras soeces por parte de unos policías de civil, nuestros compañeros hicieron caso omiso a estas provocaciones, en la siguiente esquina los alcanza una patrulla de la policía la cual los requisa y retiene sus documentos, ninguno de los tres compañeros hace resistencia. De allí son llevados a la estación de policía donde son revisados sus antecedentes donde no encuentran ninguno, mientras ocurre esto, los policías de civil amenazan y tratan mal a cada uno de ellos diciendo “nosotros con uniformes somos unos y sin el otros, vamos para el patio que allí le damos lo que se merece los alzaditos”. 


Lo que no sabían los policías era que estaban siendo grabados con un celular de uno de los detenidos hasta que uno de los policías lo descubrió, este reacciono diciendo: “usted es guevon eso es un delito, no ve que esto es de el gobierno, quiere que lo lleve donde fiscal y lo individualice” esto acompañado de otras palabras que no vale la pena repetir y con la eliminación de la grabación. Uno de los otros compañeros se da cuenta que pasa otro compañero del colectivo y pide su ayuda, el compañero se remite donde tenia lugar la reunión, a este llamado acudieron dos extranjeros que están haciendo una investigación para el juicio ético de la Anglo gold Ashanti. Al llegar a la estación los dos extranjeros y al empezar a hablar, los policías escuchan su acento cambian su postura hostil e intimidante, los policías dicen que simplemente es algo rutinario que no hay nada que resaltar y dan salida a los tres compañeros.
Lo preocupante es que se domestique la represión como un trámite diario y necesario para nuestra supuesta seguridad. Hoy los compañeros de COSAJUCA pedimos la solidaridad para con este proceso y nos ayuden a visibilizar estos atropellos todo por ser opositores del proceso minero la colosa. 

 
En Cajamarca ya no se puede salir a dar una vuelta tranquilamente, el parque principal cuenta con 7 cámaras de seguridad dos de ellas de 360°, vale la pena preguntarnos cual es el papel de estas cámaras si son financiadas entre la policía y la multinacional anglo gold Ashanti. No queremos esperar desapariciones, muertes de nuestros compañeros para visibilizar esta situación, solo Uds. amigos y organizaciones nos pueden ayudar a difundir y compartir esta información en todas las partes que trabajen en todas las esferas.


Se nos escapan varias cosas en cuanto a esta campaña represiva que emprendió el gobierno y sus fuerzas armadas pero siempre con la misma lógica, tratar de callar todo intento de cambio en esta sociedad agonizante.
Los compañeros y compañeras de COSAJUCA resisten y luchan por un mundo mejor, porque creemos que liberando la madre tierra de todos estos mega-proyectos podremos pensar en unos pueblos soberanos y libres.

colectivocosajuca@gmail.com
www.facebook.com/colectivocosajuca
redproyectosur@gmail.com