5 de junio de 2012

¡HOY LA CLASE FUE EN LAS CALLES!


    


                           ¡HOY  LA CLASE FUE EN LAS CALLES!

Hoy en las instalaciones de la Universidad Pedagógica Nacional sede Bogotá, alrededor del medio día,  algunos estudiantes salieron a las calles y  demostraron  su inconformidad, enfrentando el miedo y   haciendo escuchar la voz de los caídos,  levantando sus banderas para afirmar con voz fuerte que la lucha continua. Los estudiantes salieron de sus habituales salones de clase y con bufandas, pañoletas, piedras y vinagre,  le demostraron  al sistema una vez más que el miedo no tiene cabida en las aulas, que no se pueden seguir callando las injusticias, además de afirmar con convicción la necesidad y legitimidad de la violencia revolucionaria.

Los agentes represores del estado no se hicieron esperar, intentaron rodear todas las entradas de la universidad, creando algunos episodios de pánico generalizado, algo que los estudiantes supieron sobrellevar. Gases de todo tipo, aturdidoras y demás instrumentos de represión se sintieron en el corazón financiero de la ciudad, por algo más de dos horas.

A eso de las 2:00pm las salidas estaban completamente bloqueadas, todos los espacios estaban llenos de ese humo pestilente de la represión, y a pesar de los momentos de angustia, desmayos,  del dolor y vomito producido por los gases,  los estudiantes hicieron realidad la consigna que dice que hay que estudiar y luchar.

En la salida de emergencia ubicada en la carrera 13, hacia los costados norte y sur se ubicaron alrededor de 40 integrantes del SMAD, quienes amenazaron con disparar a mansalva contra las personas que allí se encontraban, creando un ambiente zozobra al no permitir la salida del claustro universitario.  Al parecer hubo dos detenidos de los cuales no tenemos información.

Así fue como al cabo de unas horas retorno la aparente normalidad de la famosa calle 72, llena de carros y motos que cruzaban sobre el asfalto caliente,  lleno de aquel color ladrillo que provoca la caída de las piedras y la rebeldía.