27 de agosto de 2012

La aplanadora mineroenergética con deseos de aniquilar el Río Ranchería





La aplanadora mineroenergética se tomó Colombia, en su tour por los bellos paisajes de nuestro país tomó rumbo de nuevo en la Guajira, esta vez para que la empresa de “minería responsable” El Cerrejón pueda en el río Ranchería explotar un depósito de carbón de alrededor de 500 millones de toneladas y para esto, esta empresa pretende desviar el curso natural de río que normalmente es de 27,5 kilómetros al mínimo valor de 4 Kilómetros. De ser realidad este proyecto generaría  pérdidas de más de 32 millones de metros cúbicos de agua al año, en una región donde la temperatura máxima es de hasta 45°C,  además de esto, según estudios indican que al hacer el  desvío, aumentaría los sedimentos en la parte afectada del río lo que alteraría el ecosistema acuático y la calidad de agua. 

Hace pocos días el ministro de Ambiente Frank Pearl explicó a los medios de comunicación que no se puede referir al proyecto, debido a que no han presentado formalmente ningún proyecto que pretenda desviar el río Ranchería, e indicó además que una de sus funciones principales del ministerio  es velar por la protección de los ecosistemas y recursos hídricos, y pidió que al realizar los estudios de este proyecto se tuviera en cuenta a las comunidades aledañas al río, claro, al igual que tuvieron en cuenta la opinión de los habitantes de Cajamarca, del Meta, del Huila y de demás regiones del país por donde está pasando esta demoledora de recursos naturales.

 El gobierno tira la piedra y esconde la mano, mientras el ministro de Ambiente  hace como si la cosa no fuera con él, el presidente Santos hace poco anunció al mundo en la pasada cumbre Rio+20 celebrada en Brasil, que se han creado en nuestro país las “Áreas Estratégicas Mineras” justificandolas con el propósito de adelantar estudios geológicos por un periodo de hasta 10 años, y que el Ministerio de Minas considerará cuales proyectos son de importancia para desarrollarlos el país. 

Mientras que el gobierno y las empresas hicieron estudios para explotar y exterminar el suelo colombiano, un grupo de 150 expedicionarios conformados por sindicatos, asociaciones de indígenas, entre otros, recorrieron el río Ranchería hasta su desembocadura con el mar Caribe, en el trayecto, evaluaron el río y se llenaron de verdaderos argumentos para rechazar la ejecución de este proyecto que muy descaradamente se llama “Primavera”.

 Los expedicionarios si dialogaron con la comunidad que vive alrededor del río para indagar las consecuencias de la ejecución del proyecto, contrariamente a lo que hizo el gobierno, y la comunidad dice un rotundo NO a esta idea, así esta empresa les siga ofreciendo empleos directos, los habitantes saben que estos daños son de una magnitud gigantesca y ellos valoran la tierra. Estos sucesos no muestran más que el gobierno y los grandes empresarios de estos proyectos van juntos de la mano montados en esta aplanadora mineroenergética sin piedad alguna. ¿y cuál será su próxima parada?