26 de agosto de 2012

Porque la vida importa mas que el petróleo, Solidaridad con el pueblo venezolano


El pasado 26 de agosto una de las refinerías mas importantes en Venezuela explotó, muchos fueron los pronunciamientos de la oposición utilizando esto como catapulta para deslegitimar al gobierno, pidiendo la renuncia del ministro; muchos al ver la explosión fueron a llenar los carros de gasolina (ante una posible escases) y temían por los riesgos económicos de dichos desastres. Pero lo que mas nos preocupa es la muerte de las personas presentes, el dolor de las familias, la indolencia de un sector que pareciese que solo pensara en estadísticas para las próximas elecciones.

Las últimas cifras presentadas pasaban de los 30 muertos, mas de 80 heridos, entre ellos la mayoría miembros de un ejercito que si lucha realmente por la soberanía  y defiende los intereses nacionales; estos muertos, que recordamos en su labor de cuidar uno de los pilares de la economía Venezolana, aunque no signifique para muchos oportunistas nada más que un dato, significa para las familias, para el pueblo y el gobierno venezolano un duelo difícil de sobrellevar, es por esto que el presidente Chavez decretó 3 días de duelo nacional como acto simbólico para que todo mundo recuerde que lo prioritario no son las perdidas económicas sino las vidas perdidas por un hecho del que se desconoce su origen. 

Propiamente el presidente dijo "El llamado es seguir adelante, a levantar el espíritu de batalla para seguir viviendo y levantar la patria. Nosotros no tenemos que esconder nada, estamos atendiendo a las víctimas y adelantando una investigación" y en esos términos juega mucho la voluntad de disminuir lo mas que se pueda la tragedia ocurrida en Amuay. Ante estos hechos es importante hacer una pequeña comparación con todos los casos de muertes (por la minería en Colombia) que son invisibilizados por los medios y sin ningún pronunciamiento, investigación o represalia por parte del gobierno, ¿que injusto no?, si bien unas palabras no devuelven la vida de nadie, existen gobiernos que les importa más al pueblo que representan que su popularidad.

La invitación es que nos solidaricemos con el pueblo Venezolano, que nos duela la muerte y la intransigencia, que no naturalicemos las tragedias, ya nada podemos hacer por los muertos mas que un grito de aliento por sus familias, nada podemos hacer por la refinería mas que esperar que el gobierno tome las decisiones correctas;  por nosotros y para esperar que en Colombia no mueran a diario trabajadores en “la locomotora minero energético” lo podemos hacer todo informándonos y exigiéndole al gobierno un accionar correcto como el que se toma en Venezuela ante esta situación.

MAS QUE NUNCA LA CONSIGNA POR LA VIDA DIGNA, POR EL TRABAJO DIGNO COBRA VIGENCIA EN TODO EL MUNDO, SOBRE TODO CUANDO EL CAPITALISMO ES DEPREDADOR Y A LOS RICOS POCO LES IMPORTA LA HUMANIDAD.

Si el gobierno Venezolano por negligencia (en el tratamiento de la refinería) tiene la responsabilidad, tendrá que asumir la verdad y hacerlo participe con la comunidad, si la responsabilidad es de otros, a estos tendrán que juzgar. Porque nos cansamos de la impunidad, no la vamos a soportar!!