11 de abril de 2012

Campesinos e indígenas del Arauca colombiano en huelga indefinida contra trasnacionales

Habitantes iniciaron una huelga indefinida para protestar contra la construcción del Oleoducto Bicentenario, obra que está en manos de la estatal petrolera de ese país, Ecopetrol, y otras trasnacionales como British Petroleum (BP), Exxon, Pacific Rubiales y Perenco

Un paro indefinido iniciaron los habitantes de la región del Arauca, ubicado al noroccidente colombiano, para protestar contra la construcción del Oleoducto Bicentenario, que será levantado por la estatal petrolera de ese país, Ecopetrol, y varias empresas extranjeras como la Corporación Occidental de Petróleo (Oxy, por su sigla en inglés), British Petroleum (BP), Exxon, Pacific Rubiales y Perenco.

Desde el lugar, el corresponsal de teleSUR en Colombia, Vladimir Carrillo, anunció que tanto indígenas como campesinos denuncian que la mencionada  infraestructura sólo generará “hambre y destrucción” en la zona.

Dijo que los habitantes del Arauca aseguran que llegó el momento de reclamarle a las trasnacionales petroleras la deuda social, humanitaria y ecológica que han ocasionado en este territorio.
Durante una entrevista realizada a Bernardo Argüello, líder de la movilización pacífica que no permite la entrada de los materiales para el levantamiento del Oleoducto Bicentenario, aseguró que es hora de que las empresas extranjeras hagan inversión social en las tierras que durante años han explotado.

Tenemos deficiencias en términos de salud, en términos de educación, agua potable, saneamiento básico, en los sistemas de productividad, en derechos humanos y una grave situación en desastres en términos ambientales, en este departamento, causadas por las trasnacionales. Exigimos inversión social que minimice los daños que han ocasionado”, aseveró Argüello.
Los manifestantes aseguran que continuarán la protesta hasta tanto logren que las trasnacionales reviertan el daño causado.

Según Ecopetrol, el Oleoducto Bicentenario (OBC), ofrecerá una capacidad de 120 mil barriles diarios y demandará una inversión inicial de mil millones de dólares.

teleSUR/ao-PR