22 de abril de 2012

¿Quién hirió al policía Uriel en los disturbios de la UdeA?



En los disturbios presentados el pasado miércoles 18 de abril de 2012 en el campus de la Universidad de Antioquia, en la ciudad de Medellín, resultó herido el agente del Escuadrón Móvil Antidisturbios –Esmad-de la policía, Uriel Andrés Rincón Muñetón. El comandante de la policía metropolitana, General Yesid Vásquez, a través de un comunicado de prensa, calificó el hecho como “un ataque terrorista a nuestro agente”. Pero  varias versiones de algunos estudiantes y personas que estuvieron cerca de los hechos aseguran que el ataque fue realizado por otro miembro de la policía, quien arrojó sobre su compañero una granada de aturdimiento, aparentemente recalzada. 

Por Periferia Prensa Alternativa- Agencia de Comunicación de los Pueblos Colombia Informa
Previo a los hechos
Hacia las 2:30pm, los agentes del Esmad estaban persiguiendo al último reducto de estudiantes que aún permanecían dentro de la universidad, con el fin de dejarla evacuada. El grupo de encapuchados, que había sostenido los enfrentamientos con la policía por cerca de hora y media, ya no estaba.

4 agentes del Esmad caminaban por la calle que separa los bloques  19 y 20 -de la facultad de Ingeniería- de las canchas de tenis y de fútbol.  Lo hacían con tranquilidad y no se mosqueaban ante los insultos y las piedras que eran lanzados por los estudiantes.


Los del Esmad tiraban granadas aturdidoras hacia el tumulto de estudiantes, que intentaban salir por la puerta peatonal de la carrera Ferrocarril, hacia el Parque de los Deseos. Las granadas caían cada vez más cerca de los estudiantes y estos aceleraron su huída.

De repente, varias voces del estudiantado gritaron: “¡Le dieron, le dieron! ¡Le dieron a su compañero!”
Todo aquel o aquella, que intentaba salir, inmediatamente se dio vuelta para ver lo sucedido: uno de estos 4 agentes estaba tendido en el piso, con sus manos en la cara y su pierna derecha herida, ensangrentada y torcida, mientras sus compañeros se miraban, sorprendidos por el error.
Los estudiantes les empezaron a gritar para que lo socorrieran. Pero en ese instante, un enfurecido agente del grupo salió corriendo a tirar más granadas hacia los estudiantes, con tal fuerza que se le desabrochaba su armadura pectoral. Por eso los estudiantes tuvieron que empezar a correr de nuevo.

No cuadra la versión de la policía
El agente herido, Uriel Andrés Rendón Muñetón, fue atendido y llevado en ambulancia a la Clínica León XIII, ubicada a una cuadra de la universidad. Según el parte médica, por la gravedad de las heridas su pierna derecha tuvo que ser amputada. Hasta ahora permanece en la Unidad de Cuidados Intensivos, bajo custodia policial.

Para la policía, el artefacto que le afectó la pierna a Uriel habría sido sembrado y activado al paso del uniformado. “Encontramos el cráter y afectación a la vegetación que nos está orientando, seguimos haciendo los estudios técnicos y científicos para saber cuál fue el elemento que le provocó la amputación a nuestro hombre”, indicó el Coronel Ramiro Rivero,  Comandante Operativo de Policía de Medellín.
Las imágenes difundidas en la página (Alertamos que las imágenes son bastante fuertes)

http://www.denunciando.com/zona-gore-rotten-203/645000-imagenes-del-policia-uriel-andres-rincon-muneton-herido-en-disturbios-en-la-udea-miercoles-18-2012-a.html#post8172604, parecieran contradecir lo dicho por la policía, pues se ve claramente que en el lugar de los hechos no hay ningún cráter. Sí se ven una granada, dos espoletas de granada y un tornillo, lo que da cuenta de una granada recalzada,  justo de las que usa del Esmad. Este aspecto que ha sido denunciado tanto por familiares de las víctimas de estas armas como de integrantes de la misma policía, por haber causado heridas mortales en contextos de algunas manifestaciones de protesta social.

Aunque la policía, la gobernación de Antioquia y las autoridades de la Universidad de Antioquia aún no han confirmado quién fue el autor del ataque que le costó la pierna al policía, ya varios medios de comunicación locales como el Colombiano han señalado como autores a los encapuchados. Pero hasta ahora no han presentado ninguna prueba que sustente su juicio.