3 de marzo de 2012

Se está cayendo enfermería




El edificio de la facultad de enfermería ha sido durante muchos años uno de los símbolos de la Universidad Nacional sede Bogotá, se encuentra ubicado en la plaza Che y es el edificio más alto de la sede, sin embargo la negligencia y corrupción  de las directivas ha llevado a su cierre y a que su estructura este al borde del colapso.
Este edificio que en un principio fue para las oficinas administrativas, paso a ser para el departamento de enfermería luego de que las directivas se cansarán de que en cada paro se afectara la normalidad administrativa dado que los estudiantes bloqueaban el edificio. 

Por ende este edificio no cuenta con la capacidad para que en su interior se puedan dictar clases, el hacinamiento y la mala infraestructura eran problemas que hasta antes del cierre tenían que vivir los estudiantes, pues ver clases con 30 personas en lo que antes era una oficina para 5 no es nada cómodo, además la instalación de los equipos médicos y de las unidades de atención  y demás implementos  necesarios para el aprendizaje se ha hecho de manera mediocre.

El problema empeora si tenemos en cuenta que no existe un hospital universitario donde los estudiantes puedan hacer sus prácticas, es como si a un músico le enseñaran  a tocar guitarra sin darle una y con la amenaza de que se le puede caer el techo encima.

Frente a esta grave problemática los estudiantes no se han quedado en silencio, y han denunciado de múltiples formas ante las directivas,  la necesidad de contar con la infraestructura necesaria para estudiar de forma digna, sin embargo estas le han dado largas al asunto y en el caso del Rector Wasserman ni siquiera han dado la cara.

La situación de la facultad de enfermería empeoró el 25 de febrero después de que los Mayas con un simulacro hicieran temblar la tierra y el piso se abriera, en ese momento las directivas no pudieron seguir tapando el problema y se vieron obligadas a cerrar el edificio y sus alrededores.

Como era de esperarse la comunidad estudiantil fue la más afectada, las clases fueron re programadas en el edificio de medicina que también está a punto de caer, los servicios médicos fueron suspendidos y se cerró la oficina de estudiantes.

Recordamos que el edificio de enfermería no es el único en mal estado, casi la totalidad de los edificios están en pésimo estado, Cine y televisión, arquitectura, medicina, ingeniería, derecho, por nombrar sólo unos casos.

Todo esto se da mientras el Rector Wasserman publica artículos en El Espectador  vanagloriándose de todos sus “Logros” y escondiendo sus errores y sus atropellos contra la comunidad universitaria en general.

ASÍ ESTÁ LA FACULTAD DE ENFERMERÍA