31 de marzo de 2012

LIDER CAMPESINO NUEVA VICTIMA DEL PARAMILITARISMO


Los ataques por parte de grupos paramilitares no cesan, seguimos siendo amedrentados, desaparecidos y asesinados  por esta política del terror, que desde hace más de 50 años acaba con hombres y mujeres que deciden levantar sus puños contra el capital y sus políticas que desangran cada vez más nuestro pueblo. 

Esta semana las víctimas fueron Manuel Ruiz integrante del consejo comunitario de Curvaradó, líder campesino en el proceso de restitución de tierras; y su hijo de 15 años Samir de Jesús Ruiz, quienes fueron desaparecidos y asesinados por paramilitares que desarrollan sus operaciones en esta zona. 

Los dos hombres fueron desaparecidos el viernes 23 de marzo y sus cuerpos fueron hallados muertos aproximadamente tres días después, en el municipio de Mutatá. El crimen se le atribuye a las Águilas Negras quienes prosiguen con su exterminio en beneficio de los agro-negocios.
Manuel, líder de la comunidad de Apartadocito había sido objeto de amenazas de muerte debido a la reclamación de tierras ocupadas por los empresarios Víctor Ríos, Fabián Ríos y Carlos Ríos por medio de sus trabajadores como el “Viyo” y Leonel Holguín Suescún, beneficiarios del paramilitarismo.  

El homicidio de líderes campesinos en Colombia no es un fenómeno nuevo, ha sido una práctica sistemática utilizada por grandes terratenientes y empresarios aliados con el paramilitarismo para desarticular los procesos organizativos y de movilización del campesinado y para dar un mensaje de terror al resto de la población.