19 de octubre de 2011

BESOS POR UNA EDUCACIÓN PUBLICA

Hoy se cumplen 168 horas de paro nacional estudiantil en las universidades públicas, paro iniciado el pasado 12 de octubre con la multitudinaria marcha nacional en contra de la reforma <<nueva ley>> de educación superior. Desde esta hora cero, los estudiantes llenos de sueños de esperanza y de rebeldía han cesado sus actividades académicas para centrarse en una lucha en contra de esta administración que busca profundizar la mercantilización del conocimiento.

Han pasado 168 horas de resistencia estudiantil, pero tambien de construcción académica; los estudiantes no han dejado las aulas para irse a las casas, han convertido la academía en un camino para la construcción de una nueva ley alternativa de educación; los ingenieros, los medicos, los humanistas, los abogados, los medicos veterinarios, los artistas se están pensando una ley alternativa que responda a las necesidades de la sociedad, una ley alternativa donde exista financiación plena para la educación pública, autonomía universitaria entendida en el marco del cogobierno y no del autofinanciamiento, calidad academica pensada para la solución de los problemas que sufre el pueblo colombiano y no para los proyectos de las multinacionales, una democracia que permita que los estudiantes, trabajadores y profesores tengan mayor representatividad en el consejo superior; un Bienestar Universitario que no se encargue de realizar un carnaval con emisoras sino que de subisidios para el transporte, la vivienda y la salud; los estudiantes se piensan un modelo que tenga libertades democráticas como la organización y la movilización, y no sólo que las permita sino que las promueva, y finalmente, los futuros profesionales de Colombia se están pensando un modelo de educación que se vincule con los obreros, campesinos e indigenas, un modelo de educación que permita la construcción de una sociedad totalmente diferente, donde la explotación no sea el pan de cada día.

Al calor de esta lucha, de esta nueva academia los estudiantes colombianos han venido desarrollando varias actividades que han permitido nutrir el paro, actividades culturales, académicas, artísticas, los estudiantes no se han quedado quietos. En estas 168 horas se han realizado varias actividades, un abrazo a la universidad manifestando el cariño y el deseo por proteger lo poco que queda de la educación pública, pero tambien se han dado asambleas donde el debate es constante y rico en sabiduria; en toda Colombia las manifestaciones visibilizan no sólo el rechazo a esta nueva ley, sino la agudización de un modelo educativo que la sociedad ya no resiste más. Este fin de semana se desarrolló en Bogotá la Mesa Amplia Nacional Estudiantil (MANE) que dentro de sus conclusiones más importantes fue la ratificación del paro nacional indefinido hasta que se logre tumbar el proyecto de ley, un paro que se tambien busca la construcción de una nueva ley alternativa propuesta desde los estudiantes, trabajadores y profesores, un paro que continuará con su dinámica de discusión, pero tambien de cultura, de musica y de sueños.

Los estudiantes ratifican el paro a pesar de los llamamientos que hace el gobierno con el fin de evitar la movilización, el gobierno dice que el paro le cuesta al país varias millonadas, y que por el bien de las familias y del país los estudiantes deberían retornar a sus clases; sin embargo el gobierno no menciona que diariamente se van millonadas en guerra, en pago de la deuda externa y en corrupción, estar en paro no se convierte en un gasto más, sino en una necesidad por frenar todo este despilfarro de dinero que varias administraciones han estado realizando. Hoy 19 de octubre, se desarrollo una audiencia pública en el Senado de Colombia, audiencia en la que participaron varios representantes estudiantiles y de profesores, en dicho espacio se ratificó el rechazo rotundo a todo el articulado de la nueva ley de educación, y se dijo que esto esta respaldado con el paro universitario, con la movilización, con la toma de calles y con la toma de aulas para construir una nueva ley alternativa.

En este marco de discusión, de exposición de motivos y de verdades cantadas en el Senado, los estudiantes de la Universidad Nacional se movilizaron una vez más, pero esta vez la movilización tuvo una característica diferente, fue un Besatón por la educación. Al rededor de las cuatro de la tarde, salen a la carrera 30 unos 1000 estudiantes que con besos manifestaron el amor que existe por una educación publica para el pueblo; un besaton planteado como abierto y diverso fue el espacio para la demostración de las variedades del amor entre los estudiantes. No se necesitaba tener pareja, simplemente ser compañero y estar a favor de la educación publica bastaba para quererse, porque como decía el comandante che guevara: “Un revolucionario verdadero esta guiado por grandes sentimientos de amor”; y hoy los estudiantes de la UNAL demostraron que existe un gran sentimiento de amor por la educación, por los derechos y por el pueblo.

Sin embargo, más se demoraron en salir los estudiantes que el ESMAD en aparecerse al otro lado de la 30 preparado para atacar y violentar los besos y abrazos; esperando la ocasión perfecta o cualquier excusa para iniciar con su violenta agresión. Sin embargo los estudiantes no iban a enfrentarse con el ESMAD, ni siquiera había una demostración de amor hacia ellos, y por eso, en aras de evitar una muy anunciada “gaseada” no se bloqueo la calle 30, sino que se permitió la circulación de vehiculos, un transito entre besos y caricias, y fue tan emotivo y contagioso el amor que allí flotaba, que hasta los mismos conductores y sus copilotos se daban besos por la educación. Asi transcurrió el tiempo en la carrera 30, entre asombros y risas, entre abrazos y besos, entre amor y rebeldía; sin embargo, una vez más las fuerza pública tenía como orde desalojar a las 5:30pm, los estudiantes al enterarse del posible ataque deciden retirarse de la carrera 30 y volver a las instalaciones de la universidad. Este intento de represión demostró nuevamente que el Estado se niega a la movilización y a la manifestación, y ante estas expresiones renovadas y creativas responde con la misma guerra sucia de siempre, con los mismos gases y las mismas aturdidoras.

A pesar de esta orden que tenía la fuerza publica, no ocurrió ningun enfrentamiento entre las dos partes. Pero si hubo un enfrentamiento de amor y de creatividad contra la represión y la privatización. Los estudiantes seguirán movilizados para frenar el proceso de mercantilización de la educación, seguirán en las calles para decir que están cansados de este modelo que no responde a las necesidades del pueblo colombiano, seguiran con amor, con risas, pero con fuerza y rebeldía para construir la educación que necesitamos y queremos. Para el día de mañana esta programado un pupitrazo nacional en contra de la nueva ley de educación superior en el marco de este nutrido e intenso para nacional universitario.