25 de octubre de 2011

Ni con amenazas nos desmovilizarán

El 25 de Agosto por los medios de comunicación varios rectores "invitaron" a los estudiantes que nos encontrabamos en paro a retornar a nuestras actividades académicas para lograr "salvar el semestre", pues se veía la posibilidad de cancelarlo.

Varias rectores, que en ocasiones anteriores han manifestado los problemas que trae la reforma educativa, hoy tienen el descaro de afirmar que “El proyecto que radicó el Gobierno es mejor que la propuesta original. El aumento de recursos, si bien no responde a todo, es un aumento real” (Jorge Isaza, presidente de ASCUN). “Hay que ir al Congreso a discutir la reforma. Retirarla sería regresar a la ley 30, que era peor. La construcción de una nueva ley sería buena en los próximos años”. (Moises Wasserman, rector UNAL);  “El proyecto es mucho mejor, hay más plata. No hay tanta, pero eso hay que mostrarlo en el Congreso” (Ricardo Gómez, rector U. Caldas).

Es increible que digan que es un AUMENTO REAL DEL PRESUPUESTO, cuando hace poco tiempo Wasserman afirmó que el presupuesto para la UNAL alcanzaba sólo para el año 2012, y que el futuro económico de la universidad era bastante incierto y oscuro. Además, con este "aumento real" el gobierno afirma la apertura de 645.000 cupos nuevos, sin embargo, el aumento presupuestal estimado es de $63'389 millones, que solamente alcanza para abrir 47.541 cupos, es decir, el 7,3% de la promesa del gobierno.

Según Wasserman la propuesta de ley sería buena en los próximos años, ¿HASTA QUE TODO SEA PRIVADO?, ¿hasta que no exista ninguna universidad pública, sino que todas se cosntituyan como mixtas o privadas?, o ¿hasta que el ICETEX se convierta en una subdivisión de Colpatria o el Banco Popular?. La educación pública no aguanta más este sistema lesivo de mercantilización, y los rectores basan sus argumentos en: "algo es algo, peor es nada", ¿será que realmente la nueva ley da "algo"?, si exige mas cupos con el mismo presupuesto, si promueve la incursión de capital privado, si el FODESEP se convierte en sociedad anónima de economia mixta, si el sector productivo va a decidir que clases debemos ver, ¿nos da algo?

Claro que la nueva ley da "algo", da: privatización, mercantilización, patentización del conocimiento, conversión de los estudiantes en mercancia, baja calidad, educación de mercado, etc. Ante esto decimos, nosotros si queremos "algo", y ese primer algo es financiación estatal, que exista una revuelta fiscal donde se aumente el presupuesto para la educación. Con las excesiones que anualmente se le hacen a los grandes inversionistas, se tendrían 4,5 años de educación pública y gratuita. Para nosotros eso es "algo", no lo es todo, porque exigimos autonomia, universalidad, libertad de catedra, democracia plena, calidad académica que responda las necesidad de la población; sabemos que todo no lo vamos a conseguir de inmediato, pero somos conscientes que esta lucha si nos llevan a pequeños "algos", pero que no son los mismos "algos" que defienden los rectores.

Nos llaman a la movilización y la proposición con normalidad académica, ¿cómo es posible que un estudiante que ve 5 o 6 materias, que tiene que asistir a clase y responder con el trabajo y la dedicación extracurricular, logre "acomodar" su tiempo para discutir la reforma?, o ¿vaya a las marchas cuando tiene 2 o 3 parciales?. Nosotros reafirmamos que el paro no es un fin en si mismo, pero ratificamos que es una herramienta que nos permite construir una ley alternativa que en otras condiciones de normalidad académica sería un proceso que duraría varios años, y no podemos permitir que se continúe con esta crisis.

Además, nos invitan a construir desde lo que ya esta construido, ¿Cómo podemos contruir financiación plena sobre privatización?, o ¿Autonomia y democracia sobre representacion del sector productivo en CSU y acreditación?, ¿Cómo vamos a exigir un Bienestar que responda a las necesidades de la comunidad universitaria sobre 2% de Bienestar para actividades de esparcimiento?. No vamos a construir sobre esta reforma porque la rechazamos en su totalidad y creemos que un modelo educativo si es posible y viable para el país.

Nos dicen que la discusión es en el congreso, nosotros creemos que no es el único espacio, que la discusión es en las asambleas, en debates públicos y en las CALLES, porque sabemos que es una presión política fuerte que realizamos para conseguir nuestros objetivos, somos conscientes que la estructura fiscal es la materizalización de las luchas sociales, y esta es una lucha que daremos hasta vencer, para conseguir nuestros objetivos.

Es por esto que diferentes sectores se siguen sumando a la lucha por la educación del pueblo, una lucha que no responde a los estudiantes sino a toda una comunidad. Los profesores de la UNAL se declararon en asamblea permanente, generando espacios de discusión y construcción de ley alternativa en cada sede y facultad; los trabajadores se han ido uniendo a la lucha que también es una lucha por sus derechos y por ser considerados comunidad universitaria.

NOS MANTENEMOS EN PARO, y no porque estemos en vacaciones, sino porque estamos trabajando porque exista UNA EDUCACIÓN PARA EL PUEBLO, Y UN PUEBLO PARA LA EDUCACIÓN.