1 de octubre de 2011

LA LUCHA DEL PROFESOR MIGUEL ÁNGEL BELTRÁN CONTINÚA


El pasado miércoles la procuraduría general de la nación (sí!, nuestro querido procurador, ese que parece más cura que político, ese que cree que la heterogeneidad es un deber  y ser madre una obligación) formuló un pliego de cargos contra el profesor Miguel Ángel, de nuevo manchando su nombre, tildándolo de terrorista por ser pensador critico y plasmar sus ideas sobre un papel, que según la procuraduría son documentos oficiales escritos para las Farc. Además, se le acusa de querer reclutar estudiantes con eventos de “tinte político” organizados en la Universidad Nacional y tener la intención de crear un centro de investigación de las Farc.

En este punto nos preguntamos, ¿cuáles son las supuestas pruebas acusatorias que existen, cuando se demostró las inconsistencias y vacios de las evidencias y los alegatos en contra de Miguel Ángel? cuando se  estaba utilizando de testigo el supuesto computador de Raúl Reyes, que además de sobrevivir a un bombardeo fue manejado por la fuerza pública antes de ser entregado a la fiscalía?, computador que fue invalidado por obvias razones, pero que hoy vuelve a tomar vos como una contundente muestra de cómo el gobierno nacional busca erradicar de cualquier forma y a cualquier precio todo aquel que se piense un mundo distinto y que con su práctica social construya un mundo diferente para todas y todos.

Por otro lado, dado el hostigamiento y la violación de derechos fundamentales de las que ha sido víctima el profesor luego de adquirir su libertad el pasado 3 de junio, se vio en la necesidad de presentar una denuncia ante la fiscalía general de la nación.
En la carta escrita el 1 de septiembre, dirigida a la fiscal, se exponen los diferentes puntos de la denuncia:
  • El profesor encuentra graves dificultades a la hora de reintegrase a sus actividades como docente universitario, debido al señalamiento y la estigmatización por parte de los medios masivos de comunicación (varios artículos de terra, caracol, RCN, el tiempo, el colombiano, editorial el mundo, entre otros, dan prueba de ello). Cuando fue privado de su libertad fue tildado de antemano como “peligroso terrorista” y dichas acusaciones no disminuyeron después de la decisión judicial.
  • Se han detectado seguimientos al profesor por parte de un hombre y una mujer cuando el profesor realizaba diligencias personales.
  • Sus teléfonos fijo y celular se encuentran interceptados.
  • A raíz de las malas interpretaciones, señalamientos, acusaciones y demás formas de desconocimiento de la inocencia del profesor por parte de los medios de desinformación y de algunos funcionarios públicos (en especial Germán Vargas Lleras, quien era el responsable de brindar la protección al profesor por ser perseguido político), Miguel Ángel se vio en la tarea de hacer una petición de rectificación y aclaración de dichas acusaciones que legitiman las amenazas de las que ha sido víctima él y su familia. Dicha petición no ha tenido repuesta.
  • La vida del profesor corre un alto riesgo por todo lo que implica ser perseguido político en un sistema que condena el pensamiento crítico, esto es confirmado con una nueva información  de fuentes fidedignas, que han confirmado la existencia de un plan para acabar con la vida de Miguel Ángel, ya sea por medio de un atentado o desaparición forzada.
Por último el profesor solicita la investigación y la sanción de las personas que han atentado contra sus derechos fundamentales por medio de hostigamiento; pide información acerca de la interceptación de sus teléfonos y pide declaraciones públicas por parte de los medios de comunicación donde se retracten de su mala información y se declare su inocencia.

En cuanto al pliego de cargos, el profesor tendrá 10 días para presentar su defensa, y como siempre Profe Miguel Ángel lo acompañamos en su lucha, en busca de la verdad y la justicia, en su lucha por la libertad de expresión y el pensamiento crítico, en esta lucha de todos y todas en la denuncia de este sistema de explotación, de miseria y muerte y por la construcción de una futuro y una nueva sociedad.

Repudiamos todas las estrategias del Estado por acabar con cualquier tipo de oposición que van desde el desprestigio de la imagen pública, las detenciones arbitrarias, alteraciones en el debido proceso, amenazas a familiares, las pésimas condiciones de salubridad en las cárceles, la tortura, la desaparición forzada, la muerte, porque como el profe, miles de luchadores populares siguen padeciendo la represión y la persecución del Estado y sus fuerzas militares.

¡PORQUE EL PENSAMIENTO CRITICO NO ES TERRORISMO, LA LUCHA CONTINUA!