1 de octubre de 2011

MANDATAR ES LUCHAR !!

El segundo día del Congreso de Tierras, Territorios y soberanías fue el día en que los y las asistentes se dieron citar para debatir y construir  mandatos que les permita recuperar la tierra y sus territorios, para expresarse como comunidad y como país. En esta jornada las personas se negaron a las leyes y políticas que desde el gobierno se les impone y decidieron formar sus propios mandatos, reconociendo que mandatar es luchar por la liberación de los territorios y el poder de los pueblos 
En el segundo día del Congreso de Tierras, Territorios y soberanías; cerca de 200 personas se reunieron para debatir y mandatar sobre el tema específico de  la tenencia y el despojo de la tierra. En un primer momento las diferentes organizaciones campesinas, indígenas y estudiantiles hicieron una caracterización de la situación actual, como un periodo neoliberal en el cual se resalta la acumulación de tierras en pocas manos (el 3% de la población tiene cerca del 48% de la tierras),  mostrando que problemas como el desplazamiento forzado, el despojo y la violación de derechos humanos, se generan por culpa  del modelo de desarrollo neoliberal y sus principales responsables son  las multinacionales, los terratenientes y el gobierno nacional, quienes con ayuda de fuerzas estatales y paraestatales, aterrorizan las poblaciones con tácticas de guerra sucia como amenazas y masacres hacia la población indefensa.
La dinámica que se utilizó para  lograr  escuchar  las inquietudes y los aportes fue la división por grupos de trabajo de no  más de 60 personas, de esta forma se logró garantizar que los diferentes grupos que asistieron al evento (Indígenas, campesinos, comunidades afro, trabajadores y estudiantes) pudieran dar sus aportes  y contribuir a la construcción de los mandatos.
Entre los distintos aportes podemos resaltar la participación de  un comité que aglutina 12 municipios del Cesar quien mostró un descontento frente a la forma de legislar  del gobierno, pues en ella no se consulta, ni se tiene en cuenta la opinión de las comunidades, por lo cual el comité de integración social de Cimitarra  destacó la importancia del congreso de Tierras Territorios y Soberanías como un espacio de decisión creado por los pueblos y  para los pueblos.
Entre los mandatos más importantes encontramos: el respeto a la vida,  la repartición justa de la tierra, otorgándosela a las personas que la trabajan, la cuidan y la respetan.  La exigencia de soberanía y autonomía alimentaría, las cuales consisten en la apropiación del territorio por parte de las comunidades y su posterior uso de acuerdo a las necesidades. Además encontramos propuestas como  las de sacar a las multinacionales y transnacionales que han ayudado a empobrecer el campo  y la de combatir el Plan Nacional de Desarrollo impuesto por el actual gobierno, estas ideas las aportaron algunos estudiantes de la Universidad del Valle y la Universidad Nacional y fue aceptada por las personas presentes en la plenaria.
Por otro lado, como consenso entre las mesas se reconoció que la capacidad de autolegislarse se le debe arrebatar al Estado, y se propuso  que este congreso y las organizaciones que confluyen en el deben desencadenar una serie de movilizaciones  a nivel nacional para  luchar conjuntamente por los derechos  de todas las comunidades