14 de octubre de 2011

Invitan al debate mientras nos asesinan



El doce de octubre fue la hora cero del Paro Nacional Estudiantil, las calles de diferentes ciudades colombianas se vieron por horas inundadas  de estudiantes que exigían una mejor educación, financiada por el Estado e incluyente.

Sin embargo las fuerzas del Estado, llenaron de luto el primer día de paro nacional, mientras la marcha en Cali transcurría  pacíficamente, infiltrados del Estado en la marcha le arrojaron un artefacto explosivo al compañero Jan Farit Cheng Lugo ocasionándole la muerte al instante.

Peor aún, no bastándole con asesinarlo a sangre fría se atrevieron a afirmar con ayuda de los medios burgueses de comunicación que el compañero llevaba atado a su cuerpo varias “Papas bombas” y sin verificar y emitiendo información sin ningún respeto, se encargaron de mostrar al compañero como terrorista.

Prueba de ellos son las declaraciones del Ministro Germán Vargas Lleras en las cuales afirma que el compañero Jan era un infiltrado de la guerrilla en la protesta estudiantil, por el simple hecho de no encontrarse matriculado. Lo que no dijo el ministro es que el compañero no estaba matriculado, porque  no pudo pagar la matrícula y que por eso acompañado de miles de estudiantes salió a las calles a exigirle al Estado que cumpla con sus obligaciones y financie la educación.

Repudiamos este cobarde asesinato y exigimos a los medios de desinformación que re emitan la noticia ya no mostrando al compañero como un terrorista, sino como una victima del terrorismo de Estado.

Adjuntamos el Acta de la fiscalía en la que se dice que la muerte del compañero fue un homicidio.