20 de octubre de 2011

A Santos se le olvidó que hay indígenas en el Tayrona




El gobierno neoliberal de Santos no se cansa de ofrecer el país al mejor postor sin tener en cuenta cualquier consecuencia que afecte a la población. Cada día tiene una estrategia nueva para satisfacer las necesidades de los más privilegiados. En este caso, está feliz porque se pretende construir un hotel de lujo en el Tayrona. Hecho que resulta cuestionable teniendo en cuenta que a los indígenas habitantes de este sector no se les ha consultado acerca de la construcción de este complejo. Esto atenta contra estas comunidades no sólo por la invasión a sus territorios sino porque nunca se tiene en cuenta el significado y la relación que los indígenas tienen con sus tierras. 

Además del impacto a las comunidades indígenas, se debe revisar que el acceso a las playas en las que se ubique el hotel tendría una restricción para la población que no tenga el dinero necesario para hospedarse en este. Las riquezas naturales por las que nos invitan a sentirnos orgullosos campañas amañadas como “Colombia es pasión” empiezan a ser privatizadas y se explotan sin el menor respeto a las poblaciones ni a la fauna y flora que habitan en estos espacios.

Aunque Santos afirma que la empresa que estaría encargada de la construcción del hotel es experta en ecoturismo, detrás de este proyecto está la familia Dávila Abondano quienes recibieron dineros por parte del programa Agro Ingreso Seguro y han sido protagonistas de daños irreparables al medio ambiente, como la deforestación de una reserva natural y el derrame de aceite de palma industrial en las costas de Santa Marta. Esto demuestra que esta familia no tiene nada de eco turística y que por el contrario, sólo piensa en su enriquecimiento sin importar las consecuencias que esto pueda generar en el medio ambiente. El ecosistema del Tayrona es muy valioso, variado y rico como para que estas personas sin escrúpulos vengan a dañarlo.

La tierra del pueblo se debe respetar. Ya no soportamos un día más este problema histórico en que unas pocas familias se quedan con la tierra y la explotan indiscriminadamente sin otro objetivo que la acumulación del capital propio.

EL REBELDE MEDIOS ALTERNATIVOS