28 de junio de 2013

5 Razones por las que defender y apoyar la propuesta construida por la Mesa Amplia Nacional Estudiantil MANE



El siguiente artículo fue enviado en el marco de la campaña Reportaje rebelde, recuerde que usted también puede hacer parte de esta campaña enviandonos sus artículos, fotos, videos etc al correo elrebelde.rb@gmail.com

Por: Felipe Marín Guzmán [1]

Introducción
La Mesa Amplia Nacional Estudiantil MANE, nació como una experiencia de unidad y lucha de los y las estudiantes Colombianos, cuando ya nadie creía posible un experimento de esa magnitud, y experiencias como las del 71 y el movimiento estudiantil del programa mínimo eran miradas con más nostalgia que optimismo, cuando nadie pensaba que las comunidades universitarias se pondrían de pie: Justo en ese momento surgió la MANE. [2] La MANE vino a la vida a  la sazón de la más lesiva y regresiva reforma educativa que haya sido planteada por gobierno alguno en los últimos años, Santos y su ministra Campo venían por todo: Animo de lucro, profundización de las alianzas público privadas y el subsidio a la demanda como esquemas de financiamiento, primarizacion de la oferta educativa… El país entero vio a lo largo del segundo semestre de 2011 a los estudiantes, profesores, trabajadores, padres y madres de familia volcados a las calles de las más creativas e inusitadas formas,   luchando contra esta propuesta del gobierno de Juan Manuel Santos,  que en  esencia planteaba la transformación de los pilares de la educación superior, cuyas instituciones pasaría de ser un centro de debate, lucha de ideas y construcción democrática de conocimiento, a mercenarias de monopolios privados y nichos para el lucro del capital privado . Hundida la reforma,  habida cuenta de las gigantescas movilizaciones que le expidieron el acta de defunción al proyecto de ley 112 de 2011,  culminaba para La MANE  “la parte más sencilla” de su  tarea, y emprendía una nueva e histórica labor,  de mayor calado y trascendencia, la MANE define como táctica   plasmar en una PROPUESTA, que concitara la unidad del movimiento estudiantil, social y popular, la visión, fines y principios  de la  educación superior que requiere nuestro país.

Fruto de este arduo proceso, que inicia en el momento mismo que es retirada la reforma del congreso de la república, y  que como es natural no estuvo exento de dificultades y problemas de diversa naturaleza,  En el VII plenario de la MANE los estudiantes colombianos aprobamos los aspectos principales que en términos políticos debe contener una propuesta de educación superior que apunte a resolver la histórica crisis del sector y apuntale un nuevo proyecto nacional: Soberano, democrático y en paz. 

A continuación planteamos 5 razones, No las únicas ciertamente, pero a nuestro juicio las centrales, por las que creemos la propuesta de la MANE debe ser retroalimentada, apoyada y defendida por todos aquellos que creemos que nuestro país merece un sistema educativo democrático, plural, critico, diverso, gratuito y al servicio del pueblo.

1)      La propuesta de la MANE, se ha construido a partir de un ejercicio inédito para los estudiantes Colombianos en particular y para la historia política del país en general, este proceso  consistente en llenar de contenido una propuesta para la educación superior, recogiendo para ello las opiniones, sentires y planteamientos de un amplio sector  de estudiantes y demás miembros de la comunidad universitaria como profesores, trabajadores y miembros de las organizaciones sociales, populares y políticas del país.     ( Este ejercicio, es Solo equiparable en alguna medida a lo realizado por el movimiento estudiantil de 1971 y su programa mínimo) son incontables los escenarios de discusión y debate que para este fin se han llevado a cabo: cientos de foros, seminarios, charlas, conferencias, mesas redondas… con un solo objetivo, articular una propuesta racionalizada que trasciende la protesta, el “abajo”, el “en contra”, para ello hemos generado innumerables espacios de debate amplio y construcción programática a lo largo y ancho de la geografía nacional,  en la que se han escuchado miles de voces, que han servido como insumo fundamental para la propuesta que hoy se expresa en la exposición de motivos y las conclusiones de la VII plenaria de la MANE realizada en días pasados.

Este proceso que hemos abanderado,  guarda enormes distancias con los diálogos por la educación superior que promueve la oficialidad a través del CESU, de composición mayoritaria de entes externos a la comunidad académica[3], estos espacios que mejor deberían llamarse monólogos por la educación superior, se han construido como escenarios que reproducen la anti democracia, la cerrazón y la terquedad del gobierno nacional, la misma que impulso a los estudiantes a inundar las calles de rebeldía e inconformismo en 2011, los mencionados diálogos con un  derroche infinito  de recursos,  y haciendo uso de toda la maquinaria del estado,  se han configurado como escenarios donde  terminan hablando los mismos, de lo mismo,  persiguiendo el mismo fin: Mercantilizar  la educación de Colombia.

2)      Porque la propuesta de la MANE contempla devolver a los colombianos el derecho a la educación, arrebatado por la neo liberal ley 30 de 1992 y las políticas educativas posteriores. La MANE plantea la superación de  las lógicas mercantiles y la apertura de caminos hacia una nueva educación que sea un derecho fundamental de todos y todas los colombianos y un bien común de la nación y el pueblo, ello quiere decir que a nadie podrá negarse el acceso, permanencia y egreso de las IES  en nuestro país, y que por el tipo de fines que persiguen, y la misión que le es substancial a estas instituciones, estas estarán blindadas del afán privatizador y mercantilista.

3)      Porque la propuesta de la MANE implica resolver la aguda crisis que hoy vive la educación superior en materia financiera, que hace que solo en las Universidades del SUE  el déficit (Esto es la diferencia entre las necesidades reales de las Universidades y los giros del estado)[4] ascienda a 11. 15 Billones de pesos. Esta situación tiene nefastas consecuencias sobre las universidades en distintos ámbitos: unas se están cayendo a pedazos como la UN sede Bogotá, otras tienen un solo docente de planta como la Universidad del pacifico y otras tienen matriculas de hasta 5 millones de pesos como la Universidad de Caldas.

La propuesta de la MANE plantea además de resolver la crisis originada en el esquema de financiación de la ley 30,  una apuesta por la gratuidad de la oferta educativa publica, entendida esta como posibilidad y necesidad de una sociedad más justa e incluyente, la gratuidad para la MANE significa  matricula 0 y condiciones materiales para la permanencia y egreso efectivo del ciclo de formación superior, la MANE plantea como eventuales fuentes de financiamiento de esta propuesta: La disminución de exenciones directas e indirectas a multinacionales y monopolios así como rebajas a los presupuestos destinados a seguridad y defensa y pago de la deuda.[5]

4)       Porque la propuesta alternativa de la MANE implica superar la anti democracia y la represión  a la protesta, la movilización y la organización  que han  imperado a lo largo de nuestra historia en las Instituciones de educación superior Colombianas, esta ausencia de participación de los gremios que integran la comunidad académica son puestas en  evidencia por  varios estudios que no temen afirmar que los escenarios de gobierno en las IES Colombianas son los más anti democráticos de américa latina. [6]Para superar la lógica según la que los que definen para dónde va la educación son los empresarios, banqueros y politiqueros,   y no los estudiantes profesores y trabajadores, la MANE plantea reformular las funciones y composiciones de los órganos de dirección de la educación superior en tanto IES y en tanto Sistema Educativo.

5)      El modelo educativo planteado y defendido por la MANE, apuntala un proyecto nacional  de nuevo tipo, diferente al implantado y defendido por las clases dominantes, caracterizado en el terreno educativo por una  comprensión reducida de la educación superior como formador de capital humano  al servicio de  los planes del gobierno de turno, que resultan siendo la entrega de la soberanía nacional, la anti democracia y el guerrerismo, en otras palabras  la educación superior que persigue la MANE le sirve a una idea de nación soberana, democrática y en paz.



[1] Activista de la Federación Universitaria Nacional FUN-Comisiones MODEP, Representante Estudiantil al consejo Académico de la U. de Caldas y Vocero Nacional de Mane Colombia.
[2] A este respecto sugiero revisar la Crónica: “La Mesa que cambio la historia del movimiento estudiantil Colombiano” en tres entregas, escritas por el ex activista estudiantil y actual dirigente del MODEP: Alejandro Parra Giraldo en: http://lacolumnasemanal.blogspot.com/
[4] Ver Informe de la comisión técnica de vicerrectores administrativos del  Sistema Universitario Estatal, SUE: “Desfinanciamiento de la educación superior Colombiana”, Colombia  2012
[5] Ver documento : “Exposición de motivos de una nueva educación para un pais con soberanía, democracia y paz”, publicado por MANE Colombia en Septiembre de 2012, páginas 22 y 23  en: http://issuu.com/mane.academica/docs/documento_de_trabajo_exposici_n_de_motivos?e=4511390/2650977
[6] Ver : “El modelo de gobierno Universitario Colombiano, el más anti democrático de América Latina”, Por Edwin Villamil Garzón: Historiador y Magister en Historia UDEA, Activista Movimiento Por la Defensa de los Derechos del Pueblo MODEP, en : http://bit.ly/J1bWtF