28 de junio de 2013

Grave situación de hacinamiento en la cárcel de palogordo



Los presos recluidos en la prisión de Palogordo denunciamos la constante violación a nuestros derechos humanos, producto del alto índice de hacinamiento a que estamos sometidos en las cárceles del territorio colombiano debido a la perversa política criminal y penitenciaria del Estado colombiano, la desidia del Congreso de la República en tramitar verdaderas leyes que combatan las causas que originan el delito y por la judicialización de la protesta social cuya aplicación de ley de seguridad ciudadana ha originado el incremento de la población carcelaria.
En la cárcel de PALOGORDO - Giron Santander- el hacinamiento supera el 35%. En la actualidad nos encontramos más de 500 internos durmiendo en el suelo en condiciones indignas por cuanto el INPEC no ha suministrado la dotación de colchonetas, juego de sabanas y fundas de almohada.
El hacinamiento en esta penitenciaria desborda las capacidades locativas y administrativas del penal; agravándose con la declaratoria de la  “EMERGENCIA CARCELARIA” por parte del Gobierno Nacional, en la medida que reduce el hacinamiento en las cárceles de mediana seguridad trasladando el problema a las penitenciarías de alta seguridad.
Responsabilizamos al director general del INPEC General GUSTAVO ADOLFO RICAURTE, por conculcar sistemáticamente los derechos humanos de toda la población reclusa; igual forma lo hacemos responsable por acción u omisión dado a los múltiples problemas de convivencia que a diario se presentan en los centro carcelarios producto del hacinamiento el cual pone en riesgo la vida e integridad de los internos.  
Exigimos al Gobierno Nacional respeto a nuestros derechos humanos acatando las normas y tratados internacionales sobre el tratamiento de la población privada de la libertad y restableciendo de forma inmediata nuestros servicios básicos  para poder llevar una vida digna en prisión.
Hacemos un llamado a todas las organizaciones sociales y populares, solidarias y defensoras de los derechos humanos que nos acompañen con sus denuncias en defensas de nuestros derechos y la vida.
Junio 24 de 2013.