12 de febrero de 2012

Atenas arde contra el plan de ajustes

Desde el anuncio del nuevo plan de ajuste propuesto por la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional, Grecia se vio envuelta en  una agitación social, que solo buscaba gritas Resistencia, contra las políticas antipopulares, que el plan de ajuste impone,  para que la crisis de los ricos la paguen los pobres.

El domingo en Grecia, se aprobaba el plan de ajuste que proponía desbloquear préstamos públicos de 130,000 millones de euros y la reducción de 100,000 millones de euros de la deuda de Grecia con los bancos y fondos; prevé la reducción del 22% del salario mínimo, que se queda en 586 euros brutos sobre 14 meses, la supresión en el año de 15,000 empleos públicos y nuevos recortes en algunas jubilaciones. Además de un cambio de obligaciones para reducir su deuda del 160% actual a un 120% del PIB de aquí a 2020 mediante la emisión de nuevos títulos de derecho británico cuyo valor se reducirá a la mitad, así como el esquema de recapitalización de los bancos griegos.La discusión por la aprobación del plan se desarrollaba en parlamento de ajuste las principales centrales sindicales griegas la GSEE (sector privado) y Adedy (público), así como por la izquierda radical, citaron a una manifestación en contra del plan de ajuste, teniendo como sitio de reunión los alrededores del parlamento, cerca de las 3 de la tarde (hora de Grecia) unas 100.000 personas se concentraron en la plaza de Atenas y de Salónica, pasado el tiempo, la concentración se transformó en un enfrentamiento con la policía. Los enfrentamientos se prolongaron durante más de dos horas en el centro de la capital y dejaron seis personas heridas y el plan de ajuste aprobado por el parlamento con 200 votos a favor y 74 en contra de 300 diputados.
Una vez más Grecia se ve amenazada por la horda capitalista que busca la quiebra de su tan débil economía, y quienes pagan los platos rotos son los trabajadores quienes se ven obligados a tomarse hospitales, a salir a las calles y con gritos de rebeldía, pasos de gigantes y molotovs en sus manos pelearse por lo que les corresponde.
Manifestamos la mayor solidaridad con el pueblo griego, así como cualquier causa justa contra el capital.