30 de octubre de 2012

La Unidad Nacional está por construirse.




reportajerebelde@gmail.com. ENVÍANOS EL TUYO

Enviado por un(a) Reporterx Rebelde desde la Universidad de Caldas.

El presidente de Colombia cada vez me convence más de lo acomodado y mentiroso que es. Cómo se le ocurre decir que no pueden crearse partidos alrededor de los intereses personales de unos “líderes” y que hay que fortalecer los partidos existentes. ¿Acaso se le olvida señor presidente dónde nació el  partido de la U(ribe)?. Que no nos crea imbéciles el  señor presidente, la U(ribe) de su partido no es la de la Unidad Nacional, esa U(ribe) es la de la unidad de los que separaron sus intereses de los intereses de la Nación. ¡ Que no sea descarado!. Que no confunda más al pueblo colombiano hablando de combatir el transfuguismo político cuando su partido, el de Uribe, es el referente del transfuguismo en Colombia. O acaso ¿esos "Liberales" y "Conservadores" se adhirieron a su partido conmovidos por los problemas que aquejan las mayorías de éste país? No tenga miedo, señor presidente, si alguien de su partido arma rancho aparte, de cualquier forma seguirá siendo de la mesa de Unidad Nacional y, a lo mucho, no lo saludarán pero sus intereses serán los mismos: los de la minoría que ostenta el poder.

No intenten confundirnos señores del partido de la U, Uribe no es la oposición de Santos, ni Santos la de Uribe. Sus diferencias no radican en lo político, lo único que los diferencia es  la ropa, porque mientras uno agudizó las contradicciones sociales de éste país detrás de un poncho y montado en un caballo, el otro sigue agudizando esas contradicciones pero detrás de una corbata. No intenten hacernos creer que la paz de Uribe y de Santos es la paz que el pueblo colombiano requiere, porque ustedes no son  el partido de la Unidad Nacional, ese partido todavía estamos en mora de construirlo, y seguramente, nos costará mucho, como

lo demuestra la historia de los partidos que realmente intentan y han intentado construir un proyecto político alrededor de los intereses de la mayoría de este pobre pueblo, que me niego a creer, tenga que estar condenado a vivir en las condiciones en que ese autoproclamado Partido Social de Unidad Nacional nos imponen vivir. Vale hacer aquí una aclaración: no es Partido porque su proyecto político no es claro, tampoco es Social porque los intereses de la sociedad van mas allá de las puertas de la Casa de Nariño y la Unidad Nacional no la ostentan ustedes, como dije antes estamos en mora de construirla.

Hoy más que nunca me declaro de oposición a este gobierno, y sobre todo a este sistema que nos condena cada día, con falsas esperanzas, a vivir en un mundo donde se están agudizando mas las diferencias entre los hombres y las mujeres y las clases sociales.

Por último hago un llamado a los partidos y a los hombres y mujeres que se consideran de oposición, como yo, a dejar de insistir en ser los únicos de oposición. La oposición va más allá de unos estatutos de un partido político, y no desconozco que sean de oposición, pero la oposición es más amplia y diversa que el amarillo. Por otro lado, considero que la solución al conflicto armado no trae la paz que tanto queremos, se solucionarán muchos conflictos sociales, económicos y culturales en algunas zonas del país y eso es muy importante, pero mientras existan clases sociales la paz será solo un sueño que debemos  construir. La oposición son ustedes señores y señoras de los partidos políticos y movimientos sociales y populares, pero también somos los que sin tener una plataforma política tan grande como la de ustedes, nos pensamos una Colombia y una Latinoamérica diferente y confiamos en que algún día podremos vivir en un pueblo donde “Para todos la luz, para todos todo”.