24 de septiembre de 2011

El viacrusis de la crisis capitalista


La crisis capitalista se ha convertido en un viacrucis para el mundo, excepto para una pequeña porción de la población la cual es la que domina los medios de producción. La crisis nos toca a todos, hombres, mujeres, niños, adultos, jóvenes, no discrimina entre raza, color de ojos, talla o peso; además no solo la tenemos que pagar los países “subdesarrollados” pues  los países “desarrollados”  tambien están envueltos en la crisis;  ese es el caso  de  6 países europeos que se han solventado mediante rescates que “solidariamente” sus hermanos de la eurozona han auspiciado.

En estos días Grecia se prepara para una nueva visita de la Troika (formada por el Fondo Monetario Internacional , Banco Central Europeo y la Comisión Europea) que entrará a evaluar las estrategias implementadas por el gobierno griego para garantizar que puedan solventar la deuda que ya adquirieron y que sigue aumentando, pues de ser aceptables las medidas  griegas se desembolsarían 8.000 millones de euros, que entrarían a cubrir el déficit presupuestario griego, ya que, de no ser así  para el mes de octubre  miles de griegos que trabajan en entidades estatales no recibirán su salario y otros miles no recibirán su pensión.

Pero las medidas adoptadas por el gobierno griego buscan que la crisis la paguen los pobres. Se corre el riesgo de que en octubre miles de trabajadores no reciban su sueldo, pues el FMI ha  exigido la aceleración de la privatización de las empresas estatales, la reducción de salarios entre un 15 y 20 porciento,  aumento de impuestos y una urgente reforma  al proceso de jubilación en la cual  no se paguen más de 2.000 euros mensuales, y  la reducción de la planta estatal en 20.000 o 30.000  con el fin de que para 2015  se puedan recaudar aproximadamente 50.000 millones de euros, que solventen la deuda adquirida con la eurozona y el FMI.

¿Pero hacia donde apunta toda esta serie  de reformas? Al empobrecimiento de los griegos, a que aumente el desempleo, se privaticen la mayoría de las empresas estatales, se reduzca la inversión publica, para que el capital privado  internacional, de los “hermanos” de la eurozona, entre al mercado griego y le genere utilidades principalmente a las empresas  de Alemania y Francia, pues son ellos  quienes tienen en su poder la mayoría de bonos de  deuda de los países europeos en crisis.

Lo que si sabemos de ante mano y no por una visión apocaliptica de la crisis, sino por la mirada de sus propios analistas, es que con esta sexta intervención de rescate a Grecia la situación no cambiará mucho,  pues se espera que haya una reducción de la deuda para el 2012 del 7.6%.  Debemos decir que esta abarca el 189.1% del PIB griego, mientras el FMI, especulaba que para junio de este año se reducirá a 172%, lo cual demuestra que sus reformas de privatización y empobrecimiento del pueblo no ha servido para mucho.

Lo que si podemos garantizar, es que el pueblo griego no se sentará a ver como destruyen sus vidas  y su soberanía económica y política; estas nuevas reformas traerán nuevas oleadas de protestas. Incluso ya se están agendando. Los primeros en levantar su voz de protesta serán los sindicatos con una jornada de 24 horas de huelga el próximo 6 de octubre y para este domingo 25 de septiembre los controladores aéreos se preparan para  manifestar su inconformismo y decir no a las reformas de empobrecimiento, mientras para octubre se preparan  huelgas, jornadas de protestas y paro de docentes, estudiantes y el sector publico en general.