8 de septiembre de 2011

HOY LA CLASE SE HIZO EN LA CALLE

El día de hoy, miles de estudiantes y profesores salieron a las calles a marchar en contra de la reforma a la ley 30 y por el régimen especial de salud del magisterio. Esta primera gran jornada estudiantil durante este segundo semestre ha demostrado nuevamente que los estudiantes no estamos de acuerdo ni con la reforma, ni con la ley 30, pues impulsan un modelo educativo de mercado y no satisface las necesidades que la educación demanda.

A pesar de la "normalidad" de la marcha en Bogotá por no presentarse disturbios, somos conscientes que no existe NINGUN TIPO DE NORMALIDAD en este sistema, cuando los estudiantes para conseguir un plato de comida tienen que trabajar en las universidades, cuando no existen salones para las clases, ni profesores y si existen cámaras de vigilancia hacia estudiantes, cuando no se contratan profesores de planta y le dan concesiones de educación a particulares. Si muchos se vanaglorian de la normalidad, pues resaltamos que NO PODEMOS SEGUIR EN ESA NORMALIDAD, que los estudiantes debemos atacar ese statuo quo al que nos quieren someter; una normalidad de represión, donde la "defensoría del pueblo" pelea con los estudiantes por rayar pintas o tirar pim pones, pero no pelea con la fuerza pública cuando se excede su violencia en contra de los manifestantes, como pocas veces se da a conocer en los medios.

La gran jornada de movilización de hoy debe ser la primera de las muchas jornadas que realizaremos este semestre, jornadas donde el estudiante, el profesor y el trabajador salgan a las calles en contra de esa normalidad, en contra de la reforma y de la ley 30, porque somos conscientes de la necesidad de una propuesta alternativa de educación que responda a las necesidades de la comunidad y de la sociedad, y no a las necesidades del mercado.

Por otra parte, exigimos la INMEDIATA LIBERACIÓN DE LOS 5 ESTUDIANTES RETENIDOS EN LA MARCHA DE TUNJA, no aceptamos ningun tipo de judicialización a estos estudiantes que fueron capturados en medio de los disturbios presentados en la ciudad, promovidos por la fuerza pública al dejar ingresar a la Plaza de Bolivar de esta ciudad unicamente a la mitad de la marcha, y la otra mitad en su intento de ingresar a la plaza por otras vías fue gaseada por la fuerza pública. Es necesaria la liberación de estos estudiantes pues por el gran "estatuto de seguridad ciudadana" que se nos ha impuesto, es posible que la pena que paguen sea de más de 4 años por "actos terroristas", el terrorismo de luchar por una educación para el pueblo.

Finalmente, es necesario que estas manifestaciones permitan la construcción sólida de un Paro Nacional, donde confluyan estudiantes del SENA, universitarios, de secundaria que luchen en las calles el derecho a la educación pública, gratuita, de calidad y al servicio del pueblo. Resaltamos las jornadas nacionales de movilización del día de hoy, las cuales deben demostrar su contundencia en el rechazo total a la reforma a la ley 30, fortaleciendo el proceso de movilización y acumulación de fuerzas para las próximas jornadas que se avecinan para este semestre.