24 de septiembre de 2011

Comunicado: Reporte Universidad INCCA de Colombia


El día 23 de septiembre de 2011 se manifestó el estudiantado en general de la Universidad INCCA de Colombia, a modo de plantón, dentro de las instalaciones del claustro universitario con el único fin de poder obtener una serie de respuestas frente a las grandes inquietudes que llevan los estudiantes en temas como la renovación de los registros calificados de muchas de las carreras de pregrado, del mal manejo administrativo y como también de las distintas persecuciones a estudiantes lideres que han querido llevar de alguna manera la vocería de un buen número de personas que están preocupadas por el destino de nuestra alma mater.

No obstante, ante la negativa de las directivas de no hacer presencia ante este magno evento, el estudiantado tomó la decisión en horas de la tarde de hacer presencia indefinida hasta que se sostuviera una pronta respuesta a todas y cada una de nuestras peticiones. A su vez, por un estoicismo enérgico se decidió esperar a los estudiantes de la jornada nocturna para que pudiera tener mayor acogida nuestra posición cuestionable frente a tanto problema interno llevado durante los últimos años, y que en los últimos días ha rebosado el cansancio de cientos de estudiantes al no aguantar más tantos improperios.

Sin embargo, al no ver respuesta cercana, se toman medidas extremas como la obstrucción vehicular en la carrera 13 con calle 24 como aviso inmediato a los que seriamos capaces si no obtuviéramos respuestas a nuestras peticiones. Se permaneció por un buen tiempo hasta ser interrumpidos por unos violentos, asesinos y violadores de derechos humanos llamados ESMAD con el único fin de retomar el control violentamente, que los mismos estudiantes se habían adjudicado pacíficamente. Estos cerdos gasean por completo la zona, lanzan bombas molotov, disipando a cualquier tipo de persona transeúnte, trabajador, estudiante, que estuviera dentro del alma mater, a tal punto de interrumpir la intervención de uno de los compañeros que explicaba de manera más concreta en por qué de nuestras manifestaciones.

Ante estas manifestaciones de violencia y arremetidas hacia los estudiantes de la universidad nos vemos obligados a interrumpir el ingreso del ESMAD, que buscaba desalojarnos de nuestra propia universidad sin pudor alguno. Cabe anotar que estas intervenciones de la policía fueron autorizadas directamente por el vicerrector quién horas antes por medio de las redes sociales comunicaba a toda la comunidad Inccaica que no iba a ver clase por causas de seguridad y también por decisión propia; lo cual deja ver la estrategia que lleva la directiva por no permitir que los estudiantes se manifiesten y pidan explicaciones pacificas sobre la situación actual de la universidad misma.

Todos estos improperios cometidos hacia los estudiantes, dejan indagar y proponer alternativas de solución eficaces para esta situación. Motivándonos a la organización mucho más unida de las distintas carreras pre-graduales y tecnológicas que hay dentro de la universidad y de los programas que se ven afectados por la pésima, y por no decir, deplorable administración llevada a cabo por la junta directiva encabezada por el señor Conti desde su ascenso como presidente – rector de la Fundación Universidad INCCA.

Estudiantes INCCAICOS