15 de septiembre de 2011

Un discurso de mentiras y miseria, por: Sarmiento Angulo


El "gran orgullo" de la Facultad de Ingenieria, el Doctor Luis Carlos Sarmiento Angulo, dió unas "bellísimas" palabras en la ceremonia de grado de esta Facultad. El Doctor Burgués de Colombia, el mismo que "donó" un edificio de Ciencia Y Tecnología a la Facultad que le costo miles de viviendas dignas a la población colombiana, que seguramente lo donó fue el pueblo trabajador con la extracciónn de plusvalía, el mismo banquero de Banco Popular, de Bogota, AV Villas, de Occidente que con tasas usureras se aprovecha del pueblo que necesita sobrevivir, el dueño de Porvenir que le administra las pensiones a los trabajadores que cada vez sienten más imposible llegar a su jubilación, si este mismo señor, fue el invitado de honor, junto con el "honorable" presidente de Colombia, a la ceremonia de grado de la facultad de Ingenieria. 

En su discurso, enarboló la bondad de la educación pública en Colombia y la maravillosa tarea que ha llevado a cabo la Facultad en la Universidad Nacional, mencionando que este instituto es de los mejores en America Latina; sin embargo, hay varios aspectos que nosotros rechazamos y repugnamos de este discurso: 

1. Sarmiento dijó que para lograr un "progreso" en el país es necesario que la economía crezca a tasas muy superiores del promedio, por medio de la educación, logrando reducir la pobreza y mejorando la calidad de vida. ¿Es decir qué la educación debe aumentar las tasas económicas de los empresarios?¿Es decir que el pueblo debe invertir más en educación y esta no se debe ser un gasto público porque debilita la economía?. Pues Señor Burgués, el progreso no es sinónimo de buenas tasas de economía, el progreso sólo se conseguirá cuando no exista explotación, cuando el trabajo no sea asalariado, cuando la educación no sea mercancía y cuando la salud y la vivienda sea un servicio público para todos sin distinción alguna. Nosotros no queremos reducir la pobreza, nosotros queremos erradicar las clases sociales, nosotros no queremos mejorar la calidad de vida, nosotros queremos vida digna en sus mejores condiciones para toda la población. 

2. Según las "excelentes cuentas" que hace el doctor Sarmiento, en la UN hay 49.000 estudiantes en 435 programas de pregrado y posgrado, con un aproximado (a 2010) de 3.000 profesores de planta, es decir según las cuentas de Sarmiento: hay un profesor por cada 16 alumnos. Si esto fuese verdad, nosotros nos cuestionamos ¿Por qué existen clases con un profesor para 100 alumnos en salones de 80?, o ¿Por qué se ofrecen cursos cuando no existen profesores para darlos?. Parece que Sarmiento no fue tan buen estudiante, porque las cuentas no cuadran con la realidad. Una realidad de continua desfinanciación, donde la educación pública cada vez se encuentra más vulnerable a desaparecer por completo. 

3. Sarmiento Angulo esta convencido de la bondad de la educación pública en Colombia, pues estudió su bachillerato en el Colegio Nacional de San Bartolomé, hoy Colegio Mayor de San Bartolomé (CMSB) e hizo su pregrado en la UN. Sin embargo, pareciera que Sarmiento fue la mala suerte para estas instituciones, pues el CMSB era un Colegio para estratos 1 y 2, en donde no se pagaba pensión alguna, porque era financiado por el gobierno, pero a partir del año entrante los estudiantes que quieran estudiar ahí pasarán de pagar $0 mensuales a pagar $350.000 mensuales; y que decir de la UN, donde la calidad cada vez va de mal en peor, no existen profesores ni salones, y básicamente se autofinancia el 50%. Esta es la bondad de la educación publica en Colombia: desfinanciación y privatización. 

Doctor de la Explotación Sarmiento Angulo: a usted que le gusta limpiar su conciencia de vez en cuando con "donaciones a los pobres", con edificios de ciencia y tecnologia, y con una que otra beca le decimos que no necesitamos de su buen corazón, lo que necesitamos es que deje de explotar, que no cobre tasas usureras, que construya casas de interes social con buenas condiciones de vivienda, que no se robe la plata de las pensiones. Usted podrá donar, pero nosotros no donamos resistencia ni rebeldía, nosotros construimos rebledía, luchamos con resistencia por una educación publica, gratuita, universal, de calidad y AL SERVICIO DEL PUEBLO, luchamos por una nueva escuela y una nueva sociedad, y por eso NOS VAMOS A PARO NACIONAL, por la educación que necesitamos, no por lo que usted y su clase necesita para la explotación.